Grifols, Viscofan, BBVA, Santander o ACS, entre otros
Siete valores para ganar en Bolsa con un euro débil

Siete valores para ganar en Bolsa con un euro débil

Hace un año la fortaleza del euro y la inestabilidad que atravesaban las divisas de los países emergentes ante las dudas que generaba la retirada de los estímulos económicos a EE_UU marcaban el comportamiento de los mercados. En apenas nueve meses, el euro ha pasado de cambiarse a 1,4 dólares a bordear la igualdad con el billete verde. La puesta en marcha del programa de compra de deuda del BCE junto a la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal han traído consigo la depreciación de la divisa europea y la fortaleza del dólar._El tipo de cambio ha pasado de ser una amenaza para las empresas españolas a convertirse en una fortaleza._Eso sí, las mejor paradas son aquellas con exposición a la moneda estadounidense. Por su parte, las que tienen en América Latina su principal fuente de negocios siguen estando amenazadas por el efecto del tipo de cambio, ante la inestabilidad de sus economías y la intervención de sus bancos centrales._En un contexto como el actual en que la depreciación de las divisas se ha convertido en una herramienta para favorecer el sector exterior en un contexto de baja inflación, los expertos recomiendan cautela. Estos son los valores más recomendados para sacar partido de la debilidad del euro.

Viscofan

La compañía, que cerró 2014 con incremento del 5% de sus beneficio hasta los 106,5 millones de euros, es una de las firmes candidatas a sacar partido de la revalorización del dólar. Como indican desde Renta 4, el efecto positivo del tipo cambio sirvió de impulso a su facturación en la recta final de año._Con la vista puesta en el alza de tipos en Estados Unidos y en la fortaleza de la economía del país, los expertos escogen al valor como uno de sus preferidos para aprovechar la coyuntura que atraviesa el mercado de divisas.

Además de dedicarse a un negocio en el que la competencia es muy reducida, desde el departamento de análisis de Mirabaud señalan como uno de los catalizadores es el hecho de que el 25% de sus ventas procedan de Estados Unidos. En lo que va de año la empresa dedicada a la fabricación de envolturas para alimentos cárnicos acumula una revalorización del 27%._Este ascenso se ha dado pese a la salida del Ibex, acordada por el Comité Asesor Técnico en la reunión del mes de diciembre. Las recomendaciones de los expertos consultados por Bloomberg se dirimen en su mayoría entre comprar (44%) y mantener (39%)._Solo el 17% restante aconseja vender.

Grifols

Otra de las apuestas que más se repite en las recomendaciones de los analistas es Grifols. La farmacéutica, que concentra más del 90% de su facturación fuera de España, tiene en EE UU su principal mercado. En concreto más del 60% de sus ventas se realizan en dólares. Desde DCM Asesores, Adrián Pernas, señala como factores que pueden beneficiar la evolución del negocio y por tanto el comportamiento de la compañía en Bolsa, la adquisición de Talecris y la reciente autorización para la construcción de una nueva planta al otro lado del Atlántico.

No obstante, no todos se muestran tan optimistas con la exposición de la compañía a la divisa norteamericana. Como indica Miguel Arregui, analista de AFI, una de la claves a la hora de seleccionar empresas es escoger aquellas con costes fijos en euros que exporten a EE UU o Reino Unido. La misma línea mantiene Diego Jiménez Albarracín, responsable de renta Variable de Deutsche Bank, que cree que la abultada partida de costes en dólares resta atractivo a la cotizada.

BBVA

Dentro del sector financiero, la firma mejor posicionada para aprovechar la apreciación de dólar y la debilidad del euro es BBVA. La entidad, que el pasado año incrementó en un 25% su beneficio hasta los 2.600 millones, ha subido en Bolsa un 15,7% en lo que va de año. Los resultados publicados a comienzos de febrero han sido su principal catalizador. Entre los factores positivos que han marcado sus cuentas en la recta final de año se encuentran sus sólidos ratio de capital, la recuperación del negocio en España al calor de la mejora de las cifras macroeconómicas, y su exposición a EE UU y México. Son precisamente estas dos regiones las que se convertirán en las palancas para la remontada del grupo a lo largo de 2015.

El año pasado el negocio en EE UU, que representa ya 10,5% del resultado neto, aumentó un 9,7% hasta los 428 millones de euros. Por su parte, la división mexicana mejoró en un 6,2% su resultado aportando el 47% del beneficio de la entidad.

La evolución de la economía mexicana y el comportamiento de su divisa está muy influenciado por el devenir del mercado estadounidense. Aunque México se enfrenta al reto de la subida de los tipos de interés de la Fed y de su propio banco central, las perspectivas macro sobre el país superan las del resto de latinoamérica. Aun así, el efecto del tipo de cambio mexicano puede ser un riesgo, que será mayor en el caso de la filial turca.

ACS

La compañía presidida por Florentino Pérez es un ejemplo claro de las compañías que pueden sacar partido de la fortaleza del dólar. Como explica Adrián Pernas, de DCM Asesores, “un 34% de los beneficios de la compañía procede del otro lado del Atlántico”.

Además, en la estrategia de la empresa, la expansión en Estados Unidos sigue jugando un papel importante. A finales del año pasado, ACS entró en la construcción del primer AVE en aquel país. En concreto, una unión de empresas en las que se incluyen Dragados y Flatiron (ambas del grupo ACS) y Shimmick, se adjudicó un contrato por 993 millones de euros para construir un tramo de la línea de alta velocidad en California. ACS controla un 70% de ese consorcio temporal (un 35% por cada una de sus filiales).

Santander

El otro representante del sistema financiero que podría sacar partido de la caída del euro, pero en este caso con respecto a la libra esterlina, es la entidad que preside Ana Botín. Desde la EAFI Didendum escogen a la cotizada como una de sus preferidas gracias al mayor peso que está adquiriendo la división de Reino Unido en las cuentas del grupo.

El principal inconveniente radica en la otra apuesta de la entidad fuera de España, Brasil. Aunque en los últimos tres meses de 2014 su negocio en el país latinoamericano ha registrado un crecimiento del crédito a clientes del 7%, la debilidad del real brasileño ha hecho menguar este alza a un 2%. En este caso el tipo cambio ha pasado factura a sus cuentas por lo que el reto de cara a los próximos meses es compensarlo con el negocio en Reino Unido y España.

Acerinox

Más de un 27% sube Acerinox en Bolsa en lo que va de año. La empresa presidida por Rafael Miranda es una de las compañías españolas mejor posicionadas para beneficiarse de la debilidad del euro frente al dólar, ya que más del 60% de sus ventas son en dólares. Su perfil internacional es muy marcado: un 91% de sus ventas procedió de fuera de España y un 65% de fuera de la zona euro.

Los resultados del año pasado recogen el viento a favor para su negocio del efecto del tipo de cambio. La compañía ganó 136 millones de euros, lo que supone sextuplicar los beneficios del año anterior. De hecho, 2014 fue el mejor año para la empresa industrial desde 2007.

Desde Renta 4, que aconsejan sobreponderar el valor, prevén que la mejoría de los resultados de Acerinox se mantenga a lo largo de este año. “En nuestra opinión, la apreciación del dólar cuenta con dos impactos positivos para la empresa: un mayor valor de las ventas en esa divisa y el desincentivo de las importaciones de acero a Europa”, señalan.

Cie automotive

Cie Automotive ganó el año pasado un 34% más que en el ejercicio anterior. Según resaltó la propia compañía, estos buenos resultados se debieron en gran medida “al incremento de la producción de vehículos, en especial en la zona de libre comercio Nafta (México, Estados Unidos y Canadá)”. La exposición al dólar de la compañía dedicada a fabricar componentes para automoción y su perfil exportador la sitúan en la lista de empresas ganadoras con la debilidad del euro. En lo que va de año, Cie Automotive avanza un 20% en Bolsa.

Perdedores

No todo son ventajas para las empresas españolas en esta renovada guerra de divisas. Muy al contrario, son muchas las compañías que podrían sufrir por la debilidad de las divisas de países de América Latina como el real brasileño, el peso mexicano o, sobre todo, el bolívar venezolano. La esperada subida de tipos de interés en Estados Unidos y el final de los estímulos por parte de la Fed, que provocó entradas de flujos de inversión en mercados emergentes, amenaza a las divisas de estos países y, con ellas, una parte de la cuenta de resultados de las multinacionales españolas.

Un caso paradigmático es el de Telefónica y su presencia en Venezuela. El desplome de su divisa rebajó el año pasado el beneficio de la compañía presidida por César Alierta en 399 millones de euros. También Inditex se ha resentido recientemente por el tipo de cambio. En los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (de febrero a octubre, últimos resultados conocidos de la empresa textil) sus ventas crecieron un 7%, pero este avance habría sido del 10,5% a tipo de cambio constante.

En el sector financiero también puede haber contratiempos: la evolución de la lira turca y el peso mexicano en el BBVA y la del real brasileño en el caso de Santander. Otras compañías con fuerte presencia en América Latina, y que podrían verse dañados por la depreciación de sus divisas, son Mapfre, Endesa, Técnica Reunidas, Gamesa, OHL o Abengoa.

Normas
Entra en EL PAÍS