Abanico de productos

Hipotecas multidivisa y deuda privada en dólares

Hipotecas multidivisa y deuda privada en dólares

Mientras que el euribor, tipo de interés variable que se aplica a la mayoría de las hipotecas en España, llegaba a marcar un máximo histórico del 5,5% en 2008, en esos años en España se empezaron a hacer muy populares las conocidas como hipotecas multidivisas. “Se trata de un instrumento del que el pequeño inversor debería huir de él como del diablo. Consideramos que no se debe usar una vivienda o una deuda importante para exponerse a un riesgo divisa. Para ello hay otros instrumentos que te pueden hacer una cobertura mucho más eficiente”, explica Rodrigo García, analista de XTB.

Con el euríbor sin parar de subir en aquellos años, las hipotecas multidivisas eran el producto de moda. Su contratación permitía pagar intereses muchos más bajos que con una hipoteca tradicional y por lo tanto, pagar menos y amortizar más rápido. Así, en junio de 2008, quien abriera una hipoteca tradicional pagaría un euribor del 5,36% más el diferencial correspondiente. Mientras, quien abriera una hipoteca en yenes podría pagar un interés del 0,75% (más diferencial) y quien lo hiciera en francos suizos pagaría aproximadamente el 2,00% (más diferencial). Las cosas han cambiado. Este tipo de hipoteca permitía un gran ahorro, pero tenía un riesgo añadido y es que la cotización de la divisa japonesa había sido muy volátil en años anteriores.

Lo mismo ocurre con los compradores de vivienda que denominaron sus hipotecas en francos suizos pagarán más cuota mensual y deberán más dinero al banco con la decisión del Banco de Suiza de eliminar el tope de 1,2 en la paridad del euro con su moneda, según el Observatorio de la Financiación Familiar de Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

En concreto, para una hipoteca de 150.000 euros a 25 años por la que hasta ayer se pagaba una cuota mensual de 602,3 euros, con el cambio de hoy tendrá que desembolsar 692,64 euros y, además, esos 150.000 euros que se deben habrán pasado a 177.500.

Ante esta situación, Agencia Negociadora recomienda “mantener la calma” y esperar a que en el medio plazo el euro recupere posiciones y, entonces, plantear el cambio a otra divisa, ya que hacerlo en este momento “equivaldría a consolidar, ya irreversiblemente, ese fuerte aumento de la deuda pendiente”, según recoge Ep.

Aunque, diversas asociaciones de usuarios cifran en 60.000 el número de afectados por este tipo de producto, desde las entidades financieras como Popular se informa que este tipo de hipoteca no se ha ofrecido a los clientes de manera masiva y que se ha informado a los clientes que solicitaban información sobre la misma y con un perfil concreto para poder poder entender las características concretas del producto.

Por otro lado y entre los productos cuya rentabilidad va vinculada a la fluctuación de las divisas, desde RBS destacan la deuda corporativa europea pero denominada en dólares. Desde RBS, aconsejan compran bonos corporativos de compañías europeas en dólares como una oportunidad de compra. Sin embargo, desde Afi, Miguel Arreguiasegura que “el dólar se puede seguir apreciando, pero ya ha hecho la mayor parte de su recorrido. Si suben los tipos de interés, lo que el inversor ganaría por el tipo de cambio lo perdería por el alza de las rentabilidades”.

Por otro lado, el experto de Afi, considera que en la renta fija de países emergentes denominada en dólares puede haber sustos. “Un país latinoamericano que tenga sus ingresos en su divisa y haya emitido deuda en dólares, si los tipos del dólar suben, pagará más y si los de su moneda caen, habrá un desequilibrio entre las obligaciones de pago de esa deuda y sus ingresos”, explica.

 

Normas
Entra en El País para participar