Repartirá trece céntimos por título en abril

BBVA dará como dividendo en cash el 40% del beneficio

Francisco Gonzalez, presidente de BBVA, en la junta general de accionistas
Francisco Gonzalez, presidente de BBVA, en la junta general de accionistas Reuters

 BBVA mantendrá su compromiso de destinar entre un 35% y un 40% del beneficio recurrente al reparto de dividendos, en retribuciones "íntegramente" en efectivo. Francisco González, presidente de la entidad, ha manifestado hoy en la junta de accionistas de Bilbao que esa estrategia se implantará de forma progresiva y en dos modalidades, el pago en acciones y en metálico. Esa dualidad se activará durante este año a través de cuatro retribuciones, dos por cada modelo de los citados.

Los accionistas del banco con sede en Bilbao recibirán ya en abril próximo 13 céntimos por título, a cobrar en acciones o en efectivo, según la decisión de cada inversor.

Francisco González ha comentado en la junta las recientes operaciones corporativas de la entidad, como la compra de Catalunya Banc, con la que "hemos dado un salto de escala en Cataluña y nos hemos situado líderes en España por créditos y depósitos". También se refirió al incremento de participación en el capital de Garanti, del 14,9% al 39,9%, lo que convierte a BBVA en "el primer accionista de uno de los mejores bancos del mundo, en un país, como Turquía, de enorme potencial". González estimó que la economía del país otomano crecerá un 4% en 2015. Sobre las desinversiones del BBVA en China, González comentó que "mejorarán nuestro capital de forma significativa".

En las referencias a España en la junta, el presidente del banco aseguró que el país va a registrar en 2015 la creación de medio millón de empleos netos "y en los siguientes años esta cifra va aumentar". Para combatir el paro actual, del 24% y casi 5,5 millones de desempleados, González recomendó "combatir de forma eficaz la corrupción".

En alusión a Grecia y sin citarla, argumentó en la junta que "los populismos y las promesas inviables llevan a los resultados contrarios, la destrucción de riqueza y de puestos de trabajo". Este ejercicio, "es muy importante para España. Nos jugamos mucho, nos arriesgamos a retroceder todo lo que hemos avanzado en los últimos tres años. Para consolidar lo alcanzado necesitamos gobiernos fuertes, con estabilidad política", a su juicio.

Sobre el negocio de banca electrónica, la división de la entidad en este ámbito cuenta con 3.000 empleados en diferentes países. Un colectivo que seguirá reforzándose con "mucho talento externo", señaló González, en relación al fichaje de expertos en 'big data'. El banco mantiene un fondo de capital riesgo, dotado en su día con 100 millones de dólares, que ya ha invertido en una docena de proyectos de emprendedores en el sector de tecnología financiera.

El grupo, incluyendo las cifras de Garanti, suma 12,3 millones de cliente digitales "activos", según Francisco González. La mitad opera a través de sus teléfonos móviles, "cuando hace tres años eran escasamente 300.000", argumentó.

Tras "ocho años de intenso trabajo", González defendió que BBVA tiene "cinco o seis años de ventaja" en tecnologías digitales sobre el resto del sector financiero, cuyos canales informáticos "colapsarán" porque están obsoletos, a su juicio.

Normas
Entra en El País para participar