Canalejas, Paseo de la Castellana, o Plaza España, en obras
Obras en la plaza de Canalejas. Ver fotogalería
Obras en la plaza de Canalejas.

Los proyectos que cambiarán el centro de Madrid

En los últimos meses se han anunciado, o iniciado, planteamientos urbanísticos en Madrid que van a cambiar el aspecto del centro de la capital. Algunos, como Canalejas, son ya imparables; otros, como Distrito Castellana Norte, contemplan dos décadas de obras. El futuro gobierno de la capital española que resulte de las elecciones autonómicas y municipales de mayo decidirá si mantiene tal y como están ahora planteados los proyectos o si son modificados.

 

Distrito Castellana Norte

La conocida anteriormente como Operación Chamartín, la extensión del Paseo de la Castellana, uno de los proyectos urbanísticos más ambiciosos planteados ahora en el mundo, se anunció ya hace más de 20 años. En 2009 el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, informaron en rueda de prensa conjuntasobre el inicio del planteamiento. Pero no hubo tal desarrollo; la Operación Chamartín parecía una entelequia. El pasado mes de enero de nuevo responsables políticos anunciaron el inicio del proyecto, bautizado como Distrito Castellana Norte.

¿Por qué debería gozar ahora de credibilidad, después de más de dós décadas de promesas y presentaciones oficiales? Entre la firma y presentación de 2008 y la de este año hay dos factores que hacen ahora más creíble la operación. En primer lugar, la presencia en el acto del pasado mes de enero del presidente de BBVA, Francisco González, primer accionista de la sociedad a cargo del planteamiento (el otro socio es la constructora San José). “No se si será rentable para BBVA”, dijo González, “pero sí que lo será para Madrid”. El segundo factor es que en 2008, cuando Gallardón y Álvarez presentaron la Operación Chamartín, la economía española enfilaba su mayor crisis en los últimos cincuenta años.

Distrito Castellana Norte contempla la construcción de 17.000 viviendas, rascacielos, parques, zona de oficinas y centro tecnológico, el soterramiento de vías de tren, la apertura de nuevas estaciones de Metro, via ciclista de más de 12 kilómetros. La inversión que requerirá su edificación asciende a 6.000 millones de euros y dará empleo a 121.000 personas.

“Todavía no se está planteando iniciar ninguna obra”, advierten en Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid. “Primero hay que aprobar el Plan Parcial, trámite que se ha iniciado con su aprobación inicial por la Junta de Gobierno, encontrándose , en estos momentos, en periodo de información al público”, indican. “Una vez aprobado debe llevarse a cabo la gestión del ámbito, que consiste en delimitar las Unidades de Ejecución en las que se va a dividir, los plazos en que se va a desarrollar cada una de ellas y la elección del sistema de ejecución que va a tener cada una de ellas”. Hecho esto, hay que constituir “las juntas de Compensación, si el sistema elegido es éste (ente que va a asumir la responsabilidad del desarrollo de la Unidad de Ejecución y cuyo órgano de gobierno máximo está compuesto por la totalidad de propietarios de suelo de esa Unidad de Ejecución)”. Constituida esta Junta de Compensación “tiene que presentar el proyecto de Urbanización de esa Unidad de Ejecución, el cual requiere ser aprobado”.

Canalejas

La remodelación de la Plaza de Canalejas es ya una realidad. Villar Mir acordó la adquisición de los siete inmuebles contiguos localizados en la calle Alcalá, la calle Sevilla, la Plaza de Canalejas y la Carrera de San Jerónimo a Santander por 215 millones. De esos edificios quedan ya solo las fachadas.

El proyecto contempla la construcción de un hotel, de cinco estrellas gran lujo, el primero que instalará en España la cadena canadiense Four Seasons. Canalejas abarca además un centro comercial de tres plantas y un aparcamiento. El Ayuntamiento llevará a cabo la construcción de una estación subterránea de autobuses en la calle Sevilla y la remodelación del aparcamiento existente.

La remodelación de Canalejas supondrá la creación de 4.800 puestos de trabajo, de los que 1.800 (600 directos y 1.200 indirectos) son en la fase de construcción y 3.000 en la de explotación (1.000 directos y 2.000 indirectos). Las obras se están acometiendo de acuerdo con las licencias concedidas por el Ayuntamiento de Madrid, referidas hasta el momento a la consolidación de fachadas y recuperación de elementos singulares, demolición de edificios. Este proceso de licencias parciales finalizará con la aprobación del proyecto arquitectónico y la licencia definitiva, para acometer la fase de edificación. La finalización de las obras y comienzo de explotación está previsto para 2017. En total el proyecto cuenta con un presupuesto de 500 millones de euros.

Plaza de España

La venta del Edificio España al grupo chino Delian Wanda, propiedad de Wang Jianlin, es solo la punta de lanza del movimiento en el entorno de la Plaza de España. El magnate asiático puso sobre la mesa 265 millones de euros el pasado año para hacerse con el inmueble que pertenecía a Santander, que lo adquirió en 2005 por 389 millones.

Las ventanas y las puertas tapiadas evidencian el estado de abandono en que se encuentra tras cerrar hace nueve años. Solo en la entrada, donde las puertas permanecen cerradas, aunque con los cristales limpios, se puede ver algo de luz. Esta imagen de dejadez dista mucho de lo que pretende Jianlin. Se prevé que con la rehabilitación del edificio se haga un hotel de más de 20.000 metros cuadrados, 300 viviendas de lujo y un centro comercial de cinco plantas.

La reactivación del Edificio España es parte de un proyecto todavía más amplio planteado por el Ayuntamiento de Madrid. El Gobierno municipal abrió en octubre a consulta a los ciudadanos su plan para rehabilitar la zona de Plaza de España. Una reforma que supondrá una inversión de 79,5 millones de euros, según afirmó el pasado viernes la delegada de Urbanismo y Vivienda de Madrid, Paz González

Los planes del consistorio pasan por reducir el tráfico de vehículos de la zona, que al año asciende a 37 millones. El Ayuntamiento apunta a un cambio en el plano de la plaza, uniéndola de forma peatonal tanto con el templo de Debod como con el Palacio Real y los jardines de Sabatini. El Gobierno municipal espera invertir el 51% de la cantidad total, dejando el resto al Grupo VP, que construirá otro hotel en la zona; Metrovacesa, propietario de la Torre de Madrid; Mutua Madrileña; y el propio grupo chino Dalian Wanda.

González afirmó que la empresa asiática se ha comprometido a poner 30 millones de euros para la remodelación del entorno. El consistorio remarcó que el plan de reforma de la zona no supondrá el gasto de “un solo euro” público, ya que espera recuperar lo invertido mediante las concesiones que se realicen.

El nuevo diseño de la plaza ha pasado ahora a un grupo compuesto por técnicos del Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de Madrid. Este equipo realizará el proyecto definitivo. La concejalía de Urbanismo afirma que tiene “intención y compromiso” de que la propuesta quede redactada antes del final de la legislatura. Quedando en manos de los futuros responsables su ejecución o modificación.

Los primeros cambios de la plaza comienzan a verse. A la derecha del Edificio España, un largo telón publicitario tapa varios pisos del edificio Torre de Madrid. El cuarto hotel de la cadena Barceló en la capital ocupará parte del edificio. En el lado opuesto, en un solar se ubicará otro centro hotelero construido por el grupo VP. Las obras ya han comenzado.

Valdebebas

El parque forestal de Valdebebas abrirá sus puertas la público, previsiblemente, el próximo mes. El parque ocupa 470 hectáreas (cinco veces El Retiro) y en él la Junta de Compensación de Valdebeba ha invertido 92 millones. Las obras comenzaron en 2006; antes era un vertedero. Se han plantado 315.000 árboles.

Bernabéu y Calderón

Los dos primeros equipos de fútbol de la capital, Atético y Real Madrid, protagonizan dos de los proyectos urbanísticos que más han dado que hablar en los últimos años. En el caso del club colchonero, la venta de los terrenos de su estadio, el Vicente Calderón, se une a los de la antigua fábrica de Mahou. El Ayuntamiento aprobó el año pasado el Plan Especial para el entorno, donde se quiere soterrar la Calle 30, construir viviendas y ampliar un colegio público. Se espera que las obras comiencen en 2020.

En cuanto al club blanco, el proyecto de ampliación del Santiago Bernabéu chocó de frente con el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que frenó el Plan General que lo contemplaba. Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad no han recurrido la sentencia por lo que queda en manos del Real Madrid. El club presidido por Florentino Pérez no ha querido aclarar cuál será su decisión. De confirmarse la sentencia, el consistorio alega que se buscará una nueva solución entre las tres partes.

El solar de las Cuatro Torres

Tras los cuatro rascacielos del Paseo de la Castellana se extiende un solar de 33.000 metros cuadrados donde el anterior alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, diseñó uno de sus proyectos estrella: el Centro Internacional de Inversiones. Tras años estancado, el actual equipo de Gobierno aprobó en febrero el Plan Especial urbanístico para la zona en el que se contempla la cesión de la superficie durante 75 años por la que el Ayuntamiento recibirá dos millones de euros anuales.

El plan contempla el uso para la administración pública, el ocio, el pequeño y mediano comercio y el de otros usos terciarios distintos al de la oficina.

Todavía no se han publicado los pliegues de condiciones, pero el Ayuntamiento de la capital prevé que las obras concluyesen en 32 meses, coincidiendo con el final de la próxima legislatura.

Gran Vía

El edificio que ocupa el número 32 de la Gran Vía madrileña fue adquirido por Pontegadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega, en enero por unos 400 millones de euros. El inmueble se convertirá en un centro de retail de moda ya que a Mango, H&M y Lefties, que ya se encuentran en él, se unirá la mayor tienda de Primark en España. Mientras en la fachada permanece un gran anuncio de la futura apertura de la cadena irlandesa, en la parte de atrás, en la calle Desengaño, los andamios y los obreros certifican que las obras de reforma de las primeras plantas ya han comenzado. El mural de la fachada informa que la tienda abrirá a finales de este año.

En la misma Gran Vía se encuentra el Palacio de la Música, un edificio que permanece cerrado desde hace años y cuyas entradas están tapiadas. Las disputas por su futuro uso, si comercial o cultural, estarán presentes durante las próximas elecciones municipales.

Campamento

Wang Jianlin, propietario del grupo Wanda y del edificio España, sugirió en enero estar interesado en comprar los terrenos de Campamento para levantar un complejo residencial y centro comercial. Pero no hay nada decidido. “Los suelos son propiedad del Ministerio de Defensa en su gran mayoría, por lo que serán ellos quienes tengan la última palabra”, informan en Urbanismo. “Lo único real que hay a día de hoy es un Plan Parcial aprobado y pendiente de desarrollo por sus propietarios”.

Cuatro Caminos

Metro de Madrid subastó a finales de 2014 el terreno que ocupa la empresa pública en Cuatro Caminos. El grupo Ibosa, en régimen de cooperativa, se adjudicó el terreno por más de 81 millones. La parcela ocupa cuatro hectáreas. Ibosa tiene previsto levantar 450 viviendas y planea la construcción de una torre de más de 25 plantas con tres terrazas y jardines colgantes.

Normas
Entra en EL PAÍS