Rebaja la retribución el 11% respecto a 2014

Caixabank dará 0,16 euros de dividendo con cargo a 2015

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé.
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. EFE

El consejo de administración de CaixaBank aprobó hoy la política de remuneración al accionista de la entidad para este ejercicio. Los titulares de acciones del banco recibirán un dividendo con cargo a los resultados de 2015 de 0,16 euros por acción, lo que supone una reducción del 11% respecto a la retribución total entregada con cargo a las cuentas de 2014, que fue de 0,18 euros por título.

Caixabank avanzará además este año en el camino emprendido por el conjunto de la banca española de ir reforzando el pago en metálico en detrimento de la retribución a través del scrip dividend, por la que se da a elegir al accionista entre el cobro en efectivo o en acciones y que ha sido la fórmula con la que el sector ha salvado durante los años de crisis la retribución a sus accionistas sin acusar apenas impacto en sus ratios de capital.

Así, CaixaBank realizará con cargo a los resultados de 2015 dos pagos en efectivo y dos pagos a través del scrip dividend, mantiendo los pagos trimestrales que habitualmente realiza la entidad. Hará por tanto un pago más en metálico, frente a un único pago en efectivo realizado con cargo a las cuentas de 2014.

El propósito del banco es ir avanzando de forma gradual hacia una completa remuneración a sus accionistas en metálico, según señaló la entidad recientemente en su día del inversor.
“El dividendo es algo muy importante para esta casa”, explicó el presidente Isidro Fainé ante los inversores. El banco prevé mantener un pay out en los próximos años del 50% o incluso mayor.

Para reforzar la remuneración en metálico al accionista sin que ello afecte a los ratios de solvencia, la entidad confía en la paulatina disminución de los activos inmobiliarios y en la rebaja de los activos tóxicos en balance, que se habrán reducido un 60% en 2018, según el plan estratégico avanzado por la entidad. El pago del dividendo en metálico es además la recomendación que hace el BCE a la banca europea como nuevo supervisor del sector.

Normas