La teleco destinó a innovación cerca del 2,2% de sus ingresos consolidados

Telefónica eleva la inversión en I+D un 6,2% en 2014 y llega a 1.111 millones

El grupo ha implantado un modelo de innovación abierta

David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D.
David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D.

Telefónica mantiene el pulso en las actividades de investigación y desarrollo (I+D). Así, la compañía destinó a este ámbito de la innovación unas inversiones de 1.111 millones de euros en 2014, un 6,2% más que en 2013, en el que la inversión rondó los 1.046 millones. En 2012, las partidas en I+D superaron los 1.071 millones.

De esta forma, el gasto en I+D supuso en 2014 el 2,2% de los ingresos consolidados del grupo, por encima del 1,8% de 2013 y el 1,7% de 2012, según explica Telefónica en su informe sobre las cuentas anuales del pasado año, en el que precisa que ha empleado las guías establecidas en el manual de la OCDE para hacer los cálculos. La teleco indica que en la ejecución de estas funciones recibe ayuda de otras compañías y universidades.

La operadora señala que la mayor parte de las actividades en este ámbito fue realizada por Telefónica I+D, que trabaja fundamentalmente para las distintas líneas de negocio del grupo. Esta división contaba con 652 empleados a final de 2014, por debajo de los 689 trabajadores de 2013 (un 5,3% menos).

Al mismo tiempo, Telefónica registró durante 2014 un total de 27 nuevas solicitudes de patentes, todas ellas a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). De ellas, 25 fueron solicitudes europeas y dos internacionales. Además, la compañía registró dos modelos de utilidad, también a través de la OEPM.

Dentro de los planes de crecimiento, Telefónica abrió en Chile un nuevo centro de I+D en colaboración con el Gobierno del país sudamericano, cuyas actividades se han enfocado en el internet de las cosas y el big data.

En términos generales, la operadora precisa que sus actividades de innovación tecnológica se están enfocando en dos grandes áreas. Por un lado el desarrollo de nuevas redes, en colaboración con el área de Recursos Globales, con especial atención a la fibra óptica y el 4G, las tecnologías sobre virtualización de red (dentro de la tendencia tecnológica del SDN) o la optimización de las infraestructuras.

Por otro lado, Telefónica está desarrollando nuevos productos dentro de su estrategia en los servicios digitales. Entre las áreas donde la compañía está trabajando figuran la comunicación interpersonal; los servicios de vídeo y multimedia; las soluciones para negocios tecnológicos emergentes como el cloud computing, la seguridad, el ámbito financiero o el e-health; la gestión de servicios de conexiones móviles entre máquinas (M2M) relacionados con la eficiencia energética y el internet de las cosas; así como el uso de los perfiles de comunicaciones de los usuarios para obtener oportunidades de explotación de diferentes productos y modelos de negocio (campañas de marketing, publicidad segmentada, reducción del churn o las ventas cruzadas).

La teleco destaca también la implantación de un modelo de innovación abierta, en el que figura la iniciativa Open Future, donde se han incorporado Wayra, Amerigo o Telefónica Ventures. La empresa explica que este modelo busca hacer uso del conocimiento desarrollado en centros tecnológicos, universidades y start-ups.

La operadora busca reducir el coste de la conectividad en el internet de las cosas

David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D, defendió ayer la trascendencia del internet de las cosas, tanto para la sociedad como para las distintas industrias. “Estamos en una revolución tecnológica como la sucedida en los años noventa cuando apareció internet”, dijo el directivo en un desayuno informativo dentro del ciclo de conferencias “Oportunidades para el negocio en la transformación digital” que organiza la AED en colaboración con ESADE y LinkedIn.

El ejecutivo señaló que este fenómeno llegará antes “de lo que imaginamos y a un coste bastante reducido”. Del Val insistió en que Telefónica está trabajando en reducir el coste de los componentes y de la propia conectividad con los objetos. En este sentido, indicó que los objetos que ahora cuestan 50 euros podrán llegar a costar 50 céntimos. Así, el consejero delegado de Telefónica I+D precisó que la operadora está trabajando para abaratar el despliegue masivo de sensores y la estandarización del móvil 5G.

Además, indicó que el objetivo es fomentar que estos nuevos componentes sean estándar. Del Val afirmó que el internet de las cosas es una oportunidad para que Europa recupere el liderazgo tecnológico. En su opinión, estas tecnologías requieren de mucha infraestructura local y de muchas relaciones entre empresas. “En EE UU están más enfocados en el comercio entre empresa y consumidor”, dijo.

Normas
Entra en El País para participar