La CNMV aprueba el folleto de opa de la Socimi

Hispania recibirá 80 millones de los acreedores de Realia si pactan con Slim

Torre de Realia en Plaza Castilla, Madrid.
Torre de Realia en Plaza Castilla, Madrid.

Hispania matiene un acuerdo de exclusividad con los acreedores de Realia que puede entorpecer el interés del magnate Carlos Slim de hacerse con la inmobiliaria española.

La Socimi gestionada por la sociedad Azora alcanzó en noviembre de 2014 un acuerdo con los acreedores sindicados de Realia, las irlandesas Aneto y Puffin Real Estate, y Goldman Sachs, para comprar el 50% de los derechos de crédito por 312,75 millones de euros. El acuerdo se hizo en el marco de la opa lanzada por Hispania sobre la inmobiliaria participada por FCC en un 36,9%, a un precio de 0,49 euros por acción.

Según explica Hispania en el folleto de opa, aprobado y publicado ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Socimi logró en ese acuerdo la concesión por parte de los acreedores de un periodo de exclusividad de siete meses que se alargará hasta los diez meses “en caso de que se presentara una oferta competidora sobre la sociedad afectada”. Dicha exclusividad cesaría en caso de desestimiento por parte de Hispania.

La pasada semana el primer accionista de FCC, Carlos Slim, anunció el lanzamiento de una opa sobre Realia ofreciendo 0,58 euros por acción, a través de Inmobiliaria Carso.

Hispania agota en su folleto de opa los términos o sinónimos de lo que significaría una posible traición al acuerdo firmado con los acreedores sindicados de Realia: “Durante el periodo de exclusividad ninguna de las partes podrá iniciar, alentar, provocar, motivar, llevar a cabo o dar respuesta a ningún tipo de oferta, propuesta, contacto, conversación, negociación o aproximación de cualquier tipo, de o hacia cualquier tercera parte, en relación con la implementación de cualquier operación que pudiera ser similar o resultar incompatible con la ejecución de la referida transmisión de los derechos de crédito”, advierte la Socimi.

Hispania explica que en el caso de incumplimiento por parte de los acreedores sindicados “de su obligación de exclusividad que determine el fracaso de la oferta (...) los acreedores pagarán a la sociedad oferente una indemnización de 80 millones de euros”. La responsabilidad de los acreedores sindicados por dicho pago “es mancomunada y en proporción a su participación en la financiación de Promoción y Suelo”, añade.

En caso de que Hispania no mejorara las condiciones de su oferta y triunfase la de Slim, y los acreedores sindicados llegaran a un acuerdo con Realia para el repago de la deuda, estos “pagarán a Hispania Real la cantidad de cinco millones de euros siempre que los derechos de crédito de los acreedores sindicados frente a la sociedad afectada sean satisfechos al nominal”.

De forma recíproca, si Hispania incumpliera sus obligaciones para consumar la compra de Realia, la Socimi pagaría a los acreedores 80 millones de euros. Además en el acuerdo con los acreedores estos aseguran a Hispania no haber llegado a acuerdos con terceros durante el año anterior a su pacto con la Socimi.

Realia cerró ayer a 0,72 euros por acción tras subir en Bolsa un 0,7%, situándose por tanto por encima de los precios ofrecidos tanto por Hispania como por Slim.

Normas