Ewen Cameron Watt, Instituto de Inversión BlackRock

“Un gobierno a la griega haría menos atractivo invertir en España”

Ewen Cameron Watt, estratega principal del Instituto de Inversión BlackRock.
Ewen Cameron Watt, estratega principal del Instituto de Inversión BlackRock.

Con un historial de servicios de 20 años en BlackRock –en 1995 ya trabajaba para Merrill Lynch Investment Managers, que en 2006 contribuyó con su fusión a crear la que hoy es la mayor gestora del planeta con más de 4,3 billones de euros de patrimonio–, Ewen Cameron Watt, estratega jefe del Instituto de Inversión BlackRock, saca tiempo en una visita a Madrid para explicar su visión sobre la economía española e indicar las inversiones más atractivas.

Cameron Watt es optimista con la Bolsa europea y española y, aunque se muestra preocupado por el auge de Podemos, considera que incluso en el hipotético caso de que entrara en un Gobierno no podría desplegar al máximo su programa. Como ejemplo, apunta con el dedo a Grecia y el repliegue de objetivos de Syriza. 

Pregunta. El BCE comienza a comprar deuda el lunes 9 de marzo, ¿qué efectos adicionales tendrá en el mercado?

Respuesta. Los inversores se verán animados a comprar más renta variable; aquí el impacto será más importante que en el mercado de renta fija. Desde el punto de vista de los inversores es una ayuda. Pero además la economía europea está mejorando, con la caída del precio del petróleo, que impulsa el consumo y con el descenso del euro, que ayuda a las compañías exportadoras. Además, el sistema financiero comienza a funcionar.

“El sector inmobiliario ya impulsa de nuevo la recuperación económica”

P. ¿Qué inversiones son las preferidas de BlackRock en este contexto?

R. La opción más sensata es comprar activos con valor real, como la renta variable. Nuestros activos preferidos son la Bolsa europea [por las razones mencionadas en la pregunta de arriba y porque cotiza a precios atractivos] y japonesa, por la recuperación del país, el bajo precio del crudo y la baja valoración de su renta variable. En acciones americanas nos gustan las compañías cíclicas. En mercados emergentes, India, porque es una combinación de buenos precios y mejora económica. En bonos, los de mercados emergentes en dólares, y deuda corporativa antes que soberana.

P. ¿Y en cuanto a sectores?

R. Las acciones de empresas vinculadas a compañías propulsadas por el consumo son, de entrada, una idea muy obvia para invertir. La duda está en el sector energético. No esperamos que el precio del petróleo vuelva a los 80 dólares el barril en el futuro inmediato, a menos que haya un problema en Oriente Medio.

P. El euro está en mínimos de casi 12 años frente al dólar. ¿Seguirá cayendo?

R. No creemos que el euro vaya a la paridad con el dólar; es más, creemos que el euro está infravalorado ahora. El franco suizo podría debilitarse frente al euro, porque ya está demasiado fuerte.

P. En España, el año estará plagado de citas electorales, y se avecinan cambios de fuerzas, según las encuestas. ¿Cómo ve BlackRock el auge de un partido como Podemos?

R. Estamos en marzo y las elecciones serían a final de año: todavía hay mucho tiempo. Las encuestas parecen anticipar un gobierno de coalición.

P. ¿Qué ocurriría con un gobierno de coalición en el que entrara Podemos?

R. Si la economía se está recuperando, es por las reformas estructurales llevadas a cabo, como la del mercado laboral, que siempre son más fáciles en momentos duros, como los sufridos los años pasados. Ahora la economía va un poco mejor y quizá veamos un gobierno de coalición, por lo que las oportunidades de más reformas estructurales, como una revisión más profunda del sistema fiscal, son más bajas. Algunos de estos impulsos no serían tan fáciles con una coalición de izquierdas, que podría hacer a los inversores menos proclives a apostar en España. Por ejemplo, elevar el salario mínimo o un incremento de los impuestos obstruiría los motores de la recuperación. Aunque realmente una coalición no podría introducir todas estas medidas. Ya lo hemos visto en Grecia: una cosa es estar en la oposición y otra en el Gobierno.

P. Sobre Grecia, ¿qué opina de los pasos dados por el nuevo Ejecutivo?

R. Entiendo por qué Syriza quiere renegociar los términos del rescate con Europa, pero no por qué el FMI tendría que hacerlo. Si se abre la puerta para Grecia, después llegarían España, Portugal y otros países.

P. Pero Syriza ganó con claridad...

R. Un gran número de votantes apoyó a Syriza con el objetivo de que cambiaran las cosas, y ahora están dándose cuenta de que no es tan fácil. Incluso los propios ciudadanos griegos han sacado parte de sus ahorros de las entidades helenas. Ese es el dilema: cuanto más extremas sean las medidas, más riesgo para los ahorros.

“El ladrillo residencial empieza a repuntar”

“Cuando discutimos sobre Podemos, sobre Marine Le Pen o sobre UKIP [el partido independentista de Reino Unido] las regiones de esos países donde estos partidos populistas reciben más apoyo por parte de las encuestas, es donde las condiciones económicas son peores”, asegura el estratega principal del Instituto de Inversión BlackRock. “Incluso aunque Podemos no tiene una organización clara en Valencia, parece que es uno de los partidos más populares en la región. Podría haber una relación entre el mercado residencial y el precio de los inmuebles y el apoyo a estos partidos populistas. Podría haberlo”, añade.

“El riesgo político de que Podemos entre a formar parte de una coalición de izquierdas se podría ver en ventas en los bonos de algunas regiones españolas y que se dispararan los diferenciales de rentabilidades respecto a la deuda soberana”, afirma Cameron Watt.

Respecto al sector inmobiliario, ve oportunidades: “Por ejemplo, aquí en Madrid, sabemos que los locales comerciales están recuperándose y que también los precios de la vivienda residencial comienzan a repuntar. Mientras tanto en Valencia, por ejemplo, están todavía cayendo los precios”.
Eso sí, el ladrillo no es el único factor positivo: “El mercado residencial está impulsando de nuevo la recuperación económica y vemos que las inversiones más allá del ladrillo también están repuntando, también observamos una mejora de la productividad”, señala.

Normas