Europa cada vez más lejos de conseguir un servicio de roaming gratuito
Europa se vuelve a alejar del roaming gratuito

Europa se vuelve a alejar del roaming gratuito

Todo el mundo ha sufrido en algún momento tener que pagar por hacer uso de roaming cuando ha salido de España, pudiendo comprobar cómo además no se trata de un servicio barato precisamente.

Europa lleva desde hace un par de años prometiendo que llegará el fin del cobro del servicio de roaming y ofrecería la posibilidad de seguir usando el servicio de cada operadora cuando se viajase entre países de la Unión Europea. A pesar de ser un proceso lento, como es lógico por otra parte, parecía que finalmente se podría poner fin con este cobro abusivo, pero sin embargo ahora el proceso ha dado un giro total y parece ser que los reguladores europeos han decidió que el cobro por roaming continuará sin ningún cambio, dejando detrás los planes anteriores de proceder con su eliminación.

Los reguladores se basan en que trata de una solución de transición teniendo en cuenta los costes que tienen las operadoras. Definen además la nueva regulación como un paso intermedio y una prorroga de al menos hasta el año 2018 que será cuando se vuelvan a replantear nuevamente ofrecer el servicio de roaming de forma gratuita. Por lo tanto, en la última propuesta de la Comisión Europea, se especifica que las operadoras tendrán libertad para añadir cargos a nuestras facturas por hacer uso del roaming una vez después de que, las operadoras hubiesen presentado ya unos precios más razonables, de ahí que la noticia llegue como un jarro de agua fría.

Por su parte, la neutralidad de la red también estaría en peligro con este nuevo rumbo de Europa, concretamente se está debatiendo permitir las llamadas “vías rápidas”, conexiones con preferencia respecto a las normales.

El debate tiene el mismo argumento que el vivido en Estados Unidos donde ciertos servicios especializados tienen algunas prioridades en las conexiones de red con respecto al resto de consumidores y que además suponen un empeoramiento en las conexiones para ellos.

Por lo tanto, las operadoras deberían asegurar un “buen estándar” en las conexiones normales antes de ofrecer conexiones con prioridad, aunque desde luego el truco está en definir el significado adecuado de “buen estándar” y de lo que significa el empeoramiento de las conexiones al resto de usuarios. Algo que seguro están escribiendo de buena letra las operadoras una vez que se ha tomado esta decisión.

 

Normas