Destinos. Trópico

Al sol que más calienta

En Miami se mezclan el sabor latino con el sueño americano

Miami es el puerto de cruceros más grande del mundo.
Miami es el puerto de cruceros más grande del mundo.

South Beach, Coral Gables, Coconut Grove, Litle Havana u Ocean Drive son lugares que inmediatamente asociamos a playa, sol y vacaciones al calor del trópico.

La capital turística, que no administrativa, del estado de Florida, Miami, es un destino cosmopolita, sofisticado, pero con un punto extravagante, en el que el sabor latino se mezcla con el sueño americano. Un enorme plató para ver y ser visto en el que las series de televisión han sido el mejor videoclip promocional de una ciudad a medida de cualquier bolsillo.

Una buena forma para una primera toma de contacto con la ciudad es coger el tren elevado que recorre algunos de los principales barrios, aunque sin duda la mejor forma de moverse por Miami es arrendar un coche. Tanto combustible como alquiler son notablemente más baratos aquí que en España. Y a partir de ahí, déjese seducir por la ciudad.

South Beach es la zona de playas más típica y tópica de Miami. El paraíso de los surfistas y del culto al cuerpo, así que no se sienta acomplejado si no tiene una figura 10. Allí también se topará con las camareras patinadoras que se desplazan con destreza para atender las mesas al aire libre. En la zona abundan los bares y las discotecas de moda. No se puede perder Ocean Drive, la calle más famosa y quizá más ruidosa de Miami.

Playas, galerías de arte y todo tipo de centros de ocio y comerciales para huir del invierno

El paseo marítimo está siempre animado, lleno de tiendas, restaurantes y terrazas de todo tipo para comer platos de todas las nacionalidades, tomar algo o hacer un break (una pausa). Ocean Drive concentra numerosos edificios de estilo art déco. La casa donde fue asesinado el diseñador italiano Gianni Versace es la más fotografiada por los turistas.

Si no sabe inglés, no se preocupe, no dará dos pasos sin que alguien le hable en español. La llegada masiva de emigrantes cubanos tras la revolución ha logrado imponer idioma, costumbres y cultura con denominación de origen: Little Havana. Un pintoresco barrio que le trasladará a la capital cubana de otra época y donde podrá degustar un auténtico café cubano, arroz moros y cristianos o un plato de genuina ropa vieja.

Su Calle 8 y el llamado Domino Park, el parque donde se reúnen los más viejos del lugar a jugar dominó o ajedrez y discutir de política, son singulares. Al sur se alza majestuoso Coral Gables. Un barrio con mansiones de película, de estilo colonial o mediterráneo y cuidadísimos jardines. Sin duda, querrá mudarse a una de ellas.

Puesto de salvavidas en una playa de Miami.
Puesto de salvavidas en una playa de Miami.

La Miracle Mile es su calle más comercial y le resultará familiar el hotel Biltmore, diseñado por el arquitecto del barrio, George Merrick, que quiso aunar un edificio que recordase a un castillo español, coronado por una torre que imita a la Giralda de Sevilla.

No se puede marchar si darse un chapuzón en la impresionante Venetian Pool. Construida sobre una cantera, la piscina está repleta de cascadas y grutas. Para los amantes del arte es visita obligada el Lowe Art Museum y la Fine Art Galleries. Miami es una de las zonas artísticas más importantes del mundo.

También al sur, y cerca de Coral Gables, está el barrio más bohemio: Coconut Grove, donde destaca su exuberante vegetación y sus viejos caserones, algunos entre los más antiguos de la ciudad, como los de la calle Brickell.

Al norte se encuentran el Museo y los Jardines Vizcaya, el capricho de un jubilado acaudalado, ubicados en un palacio de estilo renacentista italiano de 3 pisos y 34 salas decoradas con cientos de reliquias de los siglos XV al XIX. Dé un largo paseo sin prisa para disfrutar del barrio y termine el día con una cena en CocoWalk.

Guía para el viajero

Cocodrilo en el Parque Nacional de los Everglades, al sur de Florida.
Cocodrilo en el Parque Nacional de los Everglades, al sur de Florida.

Sin huracanes. Su situación geográfica, al sur de Florida, hace de Miami un lugar ideal para visitar en cualquier época del año, por la bonanza de su clima. No más de 30o C en verano y entre 13 y 25 en invierno. A evitar, sin embargo, los meses entre junio y octubre, la temporada oficial de huracanes, y la de lluvias, de octubre a mayo.

En barco. Miami es el mayor puerto de cruceros del mundo y muchos turistas aprovechan su estancia allí para embarcarse rumbo a destinos cercanos, como las Bahamas, islas del Caribe, México o las islas Caimán. También se pueden contratar excursiones en barco para recorrer el puerto, la bahía y sus tres islas más famosas: Star Island, Palm Island e Hibiscus Island.

Entre cocodrilos. El Parque Nacional de los Everglades, al sur de Florida, es una visita impresionante. Con más de 6.000 kilómetros cuadrados de zona pantanosa, descubrirá una gran cantidad de especies exóticas y los famosos cocodrilos alligators. Solo se puede llegar en aerodeslizador (un tipo de lancha que funciona con un gran ventilador), que recorre los humedales a toda velocidad en busca de caimanes.

Normas