Sede de Línea Directa Aseguradora.
Sede de Línea Directa Aseguradora.

Línea Directa ganó 94 millones en 2014 tras mejorar su eficiencia

Línea Directa Aseguradora (LDA), perteneciente al grupo Bankinter, logró un beneficio neto de 93,98 millones de euros en 2014, el 3,3% más que en 2013, debido en gran parte al crecimiento de las ventas, “que han sido mayores que nunca”, y a las nuevas mejoras en la eficiencia.

En rueda de prensa, el consejero delegado de la aseguradora, Miguel Ángel Merino, se ha mostrado muy satisfecho con estos resultados y ha explicado que la facturación por primas se situó en 651 millones tras crecer el 1,3% en comparación interanual. Esto permite a la compañía mantener el objetivo anunciado el año pasado de alcanzar una facturación de entre 850 y 900 millones en 2018, según explicó Merino en una entrevista con EFE.

“2014 ha sido un año redondo”, dijo Merino, que añadió que la compañía ha crecido “en beneficio, cartera y facturación” y ha batido por cuarto año consecutivo su récord de rentabilidad, con 133,9 millones de euros de beneficio bruto, logrando un retorno de capital (ROE) del 23,7%.

Según explicó Merino, LDA vendió más de 130.000 nuevas pólizas en 2014, hasta alcanzar una cartera total de 2,22 millones de clientes, la cifra más alta de su historia, y eso “lo hemos logrado con menos inversión publicitaria”, gracias a la exitosa campaña protagonizada por Matías Prats. "Lo hemos logrado a pulso, es decir, sin fusiones ni adquisiciones, y así queremos seguir", explicó Merino, que aprovechó para recordar que este año se cumplen 20 años desde que la compañía vendió su primera póliza.

El ramo de hogar también siguió creciendo en 2014, pese a la ralentización del mercado, con un incremento del 1,3% en primas y el 19,2% más de clientes, que equivale a 332.000 pólizas en cartera. El ramo de autos redujo su facturación el 1,4% respecto a 2013 y la dejó en 9.882 millones, lo que significa que “se factura lo mismo que en 12 años, pero con 6,4 millones de pólizas más”.

La siniestralidad neta siguió siendo una de las principales fortalezas de la empresa, y se situó en el 67,5% frente al 68,8% del año anterior, mínimo histórico.

El ratio combinado, indicador que junto con el anterior mide el peso de los siniestros y los gastos sobre las primas, también fue el mejor de su historia y se situó en el 86,5%.

Pero eso podría cambiar en un futuro próximo, ya que la incipiente mejora económica hará que la gente coja más el coche, lo que elevará la siniestralidad, y gestionar esto es “uno de los grandes retos que tenemos por delante las aseguradoras”.

Preguntado por los planes de la aseguradora de cara a todos los cambios normativos que se avecinan, entre ellos reforma del baremo con el que se calculan las indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tráfico, explicó el impacto real que tendrán en los precios dependerá de las compañías, “de lo hábiles que sean a la hora de gestionar” todas estas novedades, añadió.

En este sentido, mostró su preocupación por el incremento en el número de accidentes de tráfico que muestran las primeras cifras que se tienen de 2015.

Pero lo que sí ocurrirá es que en el futuro esa agresividad en la competencia” que imperaba en el sector “va a parar y los márgenes se van a estrechar”.

En cuanto a los objetivos de la empresa para 2015, Merino dijo que será un año apasionante y aseguró que “pensamos seguir creciendo en facturación, en cartera y en rentabilidad, independientemente de lo que se avecina”.

Normas