Gana 102 millones de euros en 2014

BMN multiplica por cinco sus beneficios y prevé dividendo

Oficina de BMN
Oficina de BMN

BMN alcanzó un beneficio neto atribuido de 102 millones de euros a cierre de 2014, cinco veces más que el ejercicio anterior, y un resultado antes de provisiones de 797 millones de euros, según ha informado la entidad.

El margen de intereses acumuló 563 millones de euros, hasta el 1,22%, en términos de activos totales medios. BMN ha explicado que el esfuerzo realizado sobre los gastos de explotación, un 22% menos que el año anterior, y la evolución del margen de intereses favorecieron una mejora adicional de la capacidad de generación recurrente, que se mantiene en un 0,81% sobre activos totales medios.

Los 454 millones de euros generados como resultado de operaciones financieras permitieron reforzar el margen antes de provisiones, que alcanzó los 797 millones de euros de los que 580 millones se destinaron a fortalecer el nivel de cobertura de los activos.

El banco ha señalado que este refuerzo, junto a la caída del crédito dudoso (del 5,5% en el segundo semestre), contribuyó a la ampliación de la tasa de cobertura, hasta el 40,5% en diciembre, 3,8 puntos porcentuales superior a la del pasado junio.

Como resultado, el beneficio neto atribuido al grupo ascendió a 102 millones de euros en 2014, que de conformidad con la propuesta del consejo de administración se destinarán a reservas, estando previsto el reparto de dividendos para el ejercicio de 2015

El banco también ha mejorado su solvencia, alcanzando un ratio de capital ordinario regulatorio en torno al 10,2% (0,7 puntos porcentuales superior al de enero de 2014) y un 'fully loaded', incorporando las plusvalías generadas por la cartera de renta fija soberana, del 11,5% (10,04% sin tener en cuenta dichas plusvalías).

La entidad insiste en que el ejercicio 2014 ha marcado un punto de inflexión en la gestión del banco, habiendo reforzado su eficiencia comercial, reorientando su actuación hacia los segmentos estratégicos de clientes, fundamentalmente particulares y pymes, y potenciado sus estructuras de control interno y de riesgos.

El banco ha conseguido incrementar su depósitos minoristas en torno a 540 millones de euros, lo que le ha permitido seguir mejorando el ratio de créditos sobre estos depósitos, hasta el 96,7%, 11,9 puntos porcentuales menos que en 2013.

La liquidez disponible se situaba en el 21% de los activos totales a 31 de diciembre de 2014, habiendo reducido la apelación al Banco Central Europeo en 2.100 millones de euros.

Cumplir con Bruselas 

El banco también insiste en que se han cumplido los compromisos firmados con la Comisión Europea para 2014, habiendo anticipado incluso, en determinados aspectos, los asumidos hasta 2017.

El presidente de BMN, Carlos Egea, ha subrayado que “estas cifras son relevantes, no sólo por lo favorable de los resultados alcanzados, sino porque reflejan el esfuerzo llevado a cabo por la entidad desde su constitución en términos de reestructuración, saneamiento y capitalización, habiendo sido capaces de mantener el nivel de eficiencia comercial necesario para consolidarse como la primera entidad en sus territorios de origen”.

De cara a 2015, el banco ha centrado su estrategia en el crecimiento del negocio en pymes y particulares, impulsando la rentabilidad en relación con el riesgo asumido y reforzando su modelo comercial, “adaptándolo al entorno competitivo y a las necesidades de sus clientes”.

Normas