Los dos últimos buques insignia de Samsung frente a frente
Comparativa: Samsung Galaxy S6 y Galaxy S5, ¿qué ha cambiado?

Comparativa: Samsung Galaxy S6 y Galaxy S5, ¿qué ha cambiado?

El Samsung Galaxy S6 ya es oficial y con el fin de tener una visión más clara de todo lo nuevo que se encuentra con respecto a la versión anterior de la gama, el Samsung Galaxy S5, hemos creado esta comparativa donde se aprecian todos los detalles de ambos terminales. ¿Es el Samsung Galaxy S6 el terminal estrella? Eso sí, Independientemente de que el Samsung Galaxy S6 cuente con una versión con pantalla biselada por ambos lados, compararemos la versión estándar.

Diseño

Sin lugar a dudas, el Samsung Galaxy S6 es un terminal sumamente premium, fabricado completamente en aluminio y cristal, este último presente en la parte trasera y delantera a través del Gorilla Glass 4, al contrario que su antecesor, hecho en plástico. Eso sí, por desgracia, al ganar todas estas características, se han perdido ciertas opciones que normalmente son útiles para el usuario como la tapa trasera intercambiable o la batería extraíble. Además, este terminal tampoco será resistente al agua como si lo es el Samsung Galaxy S5 con su certificación IP67.

Comparativa: Samsung Galaxy S6 y Galaxy S5, ¿qué ha cambiado?

Pantalla

Como era de esperar, la mejora en este apartado es más que notable, aunque el tamaño ha permanecido invariable. El Samsung Galaxy S6, al igual que su antecesor, cuenta con un panel de 5.1 pulgadas de tipo AMOLED, algo prácticamente invariable para Samsung, pero se ha optado por una resolución mucho mayor, alcanzando los 1440 x 2560 para obtener los 588 puntos por pulgada, mientras que el S5 se queda en el Full HD 1080p y 431 ppp.

Con respecto a la protección, el Samsung Galaxy S6 estrena Gorilla Glass 4 tal y como ocurrió con el Note 4, un punto por encima del modelo anterior tal y como hemos indicado anteriormente.

Sensor de huellas y sensor de ritmo cardíaco

En este aspecto es donde más diferencias se encuentran con respecto al Galaxy S5. El sensor de huellas dactilares se ha redefinido completamente para conseguir que la utilización de esta característica se vuelva mucho más natural y cómoda, lo que también implica un aumento del tamaño del botón Home. En lugar del típico desplazamiento del dedo que encontramos en el Note 4 y en el Galaxy S5, el Samsung Galaxy S6 ha optado por un sensor similar al que se encuentra en el iPhone 6, es decir, que solo se debe mantener el dedo sobre él para desbloquear el terminal, pagar por internet o cualquiera de las funciones que nos ofrece esta característica.

Comparativa: Samsung Galaxy S6 y Galaxy S5, ¿qué ha cambiado?

Por otra parte, el sensor de ritmo cardíaco también se ha recolocado para que su uso sea más sencillo. En lugar de debajo de la cámara, se ha ubicado a uno de los lados, al igual que el flash para la cámara. Eso sí, ambos elementos trabajarán juntos para conseguir un mejor balance de blancos a la hora de realizar fotografías. Además, puede utilizarse para declinar llamadas, por ejemplo.

Hardware y otras especificaciones

El Samsung Galaxy S6 cuenta con un procesador mucho más potente, un Exynos 7 de ocho núcleos acompañado de 3 GB de memoria RAM y hasta 128 GB de memoria interna (hay que tener en cuenta que el smartphone llega sin posibilidad de añadir tarjetas microSD. Por su parte, el Galaxy S5 cuenta con un procesador Snapdragon 810 cuádruple núcleo, 2 GB de memoria RAM y hasta 32 GB de almacenamiento interno, por lo que las mejores son más que evidentes. El sensor de la cámara trasera, por último, se ha mantenido en 16 megapíxeles con estabilizador óptico, aunque se han mejorado algunos aspectos como la apertura –f/1.9 en lugar de f2.2- para conseguir que sea mucho más cómoda de utilizar y conseguir unos disparos más fieles a la realidad, además de añadir funciones como el HDR en tiempo real –esto último, también en la cámara frontal de 5 megapíxeles-.

Normas