De cashmere, pesa 415 gramos, cuesta 2.500 euros

La chaqueta más ligera del mundo

El tejido es de la reconocida firma italiana, Loro Piana

Un único modelo en cinco colores, sin forro ni hombreras

La chaqueta más ligera del mundo

Probablemente sea la chaqueta de cashmere más ligera del mundo, sin forro y sin hombreras, se adapta y se personaliza a gusto del cliente. La confección es artesanal en España, con tejido de la reconocida firma italiana Loro Piana. Se llama Tristana, y es la materialización de un ambicioso sueño, forjado a lo largo de 20 años por el diseñador y empresario textil, propietario de la tienda Just One (Madrid), Goyo Fernández, y el emprendedor publicitario Agustín Vivancos. El proyecto es fiel reflejo de un nuevo concepto del lujo: piezas únicas, icónicas, que aúnen diseño y confección artesanal, sin necesidad de etiquetas. Un proyecto íntimamente ligado a la innovación, no solo en la creación de prendas exclusivas, sino también en el trato personalizado con el cliente.

El proceso de confección de la primera colección de Tristana ha durado más de un año, sobre todo en I+D, para conseguir el acabado perfecto. En total, cinco chaquetas con un único diseño. Esta serie se asienta en una edición limitada, confeccionada con una tela de cuadros, de la que se proyectan cinco modelos, inspirados en la gama de colores lisos que la conforman: azul klein, navy, dark blue, gris y verde.

Este será el planteamiento también de las futuras colecciones, que se desarrollarán a partir de la edición limitada que confluirá en una gama de colores lisos. Unos básicos exclusivos, atemporales, dirigidos al hombre actual que valora la calidad por encima de tendencias. Por eso, la prenda Tristana se confecciona a medida para cada cliente y se personaliza, combinando el cuidado de la sastrería con las prendas ready-to-wear. El plazo de entrega aproximado es de cuatro semanas.

Tristana no pretende ser una marca al uso, no se rige por tendencias o temporadas y huye de las etiquetas. El ADN del producto lo marca la intensiva búsqueda de tejidos, cuidadosamente seleccionados, exclusivos, que decidirán el lanzamiento de las futuras colecciones, sin necesidad de atenerse al calendario oficial de la moda.

Este proyecto supone, además, un nuevo modelo de negocio, basado inicialmente en el trato personal y directo, pero con un desarrollo posterior que pasa por las nuevas formas de comercio electrónico. El primer contacto de Tristana con sus clientes será por invitación exclusiva a los trunk show (presentaciones privadas).

Después, el objetivo es que el cliente mantenga la relación, a través de la página www.tristanamad.com, y en el futuro contará con una aplicación en el teléfono móvil, que recogerá todas las novedades y permitirá la compra directa. El precio, a partir de 2.500 euros.

Normas