Obtuvo 1.157 millones por un crédito fiscal de 556 y la caída de provisiones

Abanca se convierte en el banco que más ganó en España en 2014

Los gestores de Abanca ayer en la rueda de prensa explicando los resultados de 2014.
Los gestores de Abanca ayer en la rueda de prensa explicando los resultados de 2014.

Abanca cerró el pasado año con un beneficio neto de 1.157 millones de euros, de los que un 15% irán a reducir la factura de 600 millones que adeuda al FROB. Estos resultados, muy superiores a los previstos, se obtienen gracias a un crédito fiscal de 556 millones y a una caída del 88% de las provisiones, tras dotar 173 millones –y recuperar fallidos por 156 millones–. Abanca se convierte así en el banco que más ha ganado en España en 2014.

Hace solo 14 meses que el grupo venezolano Banesco –aunque su sede está en Madrid desde 2006– ganó la subasta del FROB para comprar la nacionalizada Novagalicia, ahora denominada Abanca. Carlos Escotet ofreció 1.003 millones de euros por la entidad gallega y por una cartera de créditos fallidos, que se harían efectivos en varios plazos hasta 2018. El hecho de que Banesco no pidiera ayudas públicas en forma de un esquema de protección de activos (EPA) fue determinante también en la adjudicación, aunque al final contó con un EPA de más de 200 millones de euros.

Desde entonces, la entidad cuyo dueño es Juan Carlos Escotet ha logrado engrasar su maquinaria y ha conseguido recuperar cuota de mercado en Galicia y “limpiar por completo su balance”, explican fuentes financieras de la entidad. Abanca así cerró el año con un beneficio neto de 1.157 millones de euros gracias a la utilización de un 25% del crédito fiscal del que puede disponer. Ha activado, en concreto, 557 millones de euros. Un año antes el beneficio fue de 21 millones.

El beneficio antes de impuestos se eleva a 601 millones de euros, gracias a la espectacular caída de las provisiones en un 88,03% al pasar de los 1.445 millones dotados en 2013 a los 173 millones del pasado ejercicio. Este recorte se produce tras una caída de la tasa de morosidad al 11,91%, frente al 17,5% del año pasado y el inicio de una pequeña recuperación de créditos fallidos de 156 millones, que rebajan así la factura de provisiones a 17 millones.

Pese a que la entidad ha comenzado a ganar cuota de mercado en Galicia, lo cierto es que la cuenta de resultados muestra crecimientos negativos en todos sus márgenes, influenciados sobre todo por un menor rendimiento de la cartera de renta fija y por la ausencia de 11 millones de euros al mes que aportaban las cláusulas suelo hasta mayo de 2013. De esta forma, el margen de intereses desciende casi un 16%. Los gastos de explotación bajan un 13%, lo que favorece a la cuenta de resultados en 80 millones sobre 2013.

Abanca tiene previsto dar dividendo este año, que como mucho supondrá el 15% del beneficio que irá directamente al FROB, organismo al que Escotet adeuda 600 millones de euros, tras pagar 403 millones el pasado año. El acuerdo firmado entre Banesco y el FROB fijaba el pago de Abanca en plazos anuales hasta dentro de tres años. El resto irá a reforzar el capital del banco, pese a que su core capital Tier 1 es del 15,15%, muy por encima de lo exigido, entre otras razones gracias a las ayudas públicas de más de 9.000 millones inyectados hace dos años.

El beneficio obtenido por Abanca, que solo opera en Galicia, Asturias y León, coloca a esta entidad como la primera en el ranking de ganancias obtenidas en el mercado español, por encima de CaixaBank, con 620 millones, o Santander España, que tras descontar las pérdidas por activos inmobiliarios, obtiene resultados de 538 millones. Queda la incógnita de Bankia, grupo que esperaba un beneficio superior a los 1.100 millones de euros, pero que debe hacer una provisión para cubrir las futuras indemnizaciones por los pleitos por su salida a Bolsa, que harán previsiblemente que su resultado baje.

Normas