Gana 32,7 millones, frente a los 500 millones en rojo de 2013

Sacyr vuelve a beneficios y prevé más del 10% de crecimiento en 2015

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Sacyr ha vuelto a beneficios en el ejercicio 2014 y la previsión para 2015, según ha indicado el presidente Manuel Manrique a los analistas, es de crecimiento de doble dígito en ventas, ebitda y resultado neto en 2015. En el caso del ebitda el incremento esperado supera el 20%. La dirección prepara un plan estratégico a largo plazo que, a buen seguro, será presentado este año.

El grupo de infraestructuras y servicios venía de perder 500 millones en 2013, resultado que ha subido hasta los 32,7 millones en positivo en el ejercicio 2014. Manrique ha hablado de "un punto de inflexión que marcará el nuevo crecimiento de la compañía". Por el momento, comentan fuentes oficiales, es pronto para hablar del retorno a dividendos.

Pese a la noticia positiva del cierre en negro, Sacyr ha recordado que las reformas energética y fiscal han lastrado seriamente a la compañía, que calcula un beneficio sin este efecto de 118 millones.

El ebitda ha registrado un incremento del 30%, hasta los 382 millones. Y el margen bruto sube del 11% al 13,2%. La facturación, por su parte, crecce un 8,5%, hasta los 2.901 millones.

Manrique ha abierto su presentación destacando el fallo favorable de la Junta de Resolución de Disputas (DAB) en Panamá, ante el conflicto abierto con la Autoridad del Canal de Panamá por sobrecostes. Al consorcio GUPC, liderado por la compañía española, se le reconoce el 50% de la reclamación económica respecto a los problemas con el basalto y hormigón en la obra. Esto supone el cobro de 234 millones de dólares y 6 meses de plazo extra en los trabajos: "Se confirma que la oferta realizada por el consorcio [por la ampliación del Canal de Panamá] se ajustó a la información disponible", ha valorado el presidente de Sacyr, "el resultado final del contrato será positivo y nadie ha podido poner en duda nuestra capacidad".

Desde la compañía también se ha señalado como clave de estabilidad la reciente refinanciación de la deuda por Repsol, lo que amplía tres años el horizonte de Sacyr como actor relevante en la petrolera, con el 9% del capital.

En lo que toca al inmobiliario y construcción, el grupo ha liquidado la deuda de 700 millones que colgaba de Vallehermoso y está esperanzado con su expansión en Norteamérica como constructora tras el acuerdo de colaboración con Manhattan Construction Group. En este último apartado, el de construcción, Sacyr ha elevado su cartera un 13%.

Manrique no ha querido dar pistas sobre el resultado de las desinversiones en activos como los hospitales de Madrid o Aguas de Portugal, entre otras ventas cerradas por 242 millones y "por encima del coste contable". Tampoco ha dado mayor detalle sobre la esperada OPS de la patrimonialista Testa: "Será en 2015", ha contestado a los analistas, quienes se han quedado sin detalle en distintas preguntas.

Expansión internacional

Sacyr debe el 49,2% de sus ventas a la actividad fuera de España, frente al 42% de 2013. el mercado con más peso es el chileno (37% de las ventas), seguido de Angola, Italia y Portugal. La cartera de ingresos es de 26.260 millones (44% internacional), el 43% de Concesiones y el 33% de la filial de servicios Valoriza.

La deuda financiera neta, por último, se situaba a 31 de diciembre en 6.337 millones de euros. El 90% está asociada a la financiación de proyectos a muy largo plazo, pincipalmente de Testa y Sacyr Concesiones, además de la financiación por más de 2.000 millones que facilita la estancia en Repsol.

Resultado por divisiones

Construcción. La facturación creció un 5,2%, hasta los 1.697 millones. La actividad internacional representa el 73% de la cifra de negocios, frente al 56% de hace un año. El margen de ebitda se sitúa en el 6,1%, en línea con el obtenido en 2013. La cartera de obra ha crecido un 13%, hasta los 4.987 millones de euros.

El proyecto más emblemático, el de la ampliación del Canal de Panamá, registra un grado de avance que ronda el 90%.

Servicios e Industrial. Valoriza facturó 926 millones, con un incremento del 1% una vez eliminados los efectos de la nueva regulación de las energías renovables y las desinversiones. El ebitda alcanzó los 72 millones de euros (un 1% más). Por áreas, Medio Ambiente facturó 298 millones de euros; Agua, 146 millones; Multiservicios, 285 millones e Industrial, 194 millones.

La cartera de ingresos futuros de Valoriza supera los 8.677 millones y un 26% se encuentra en el exterior.

Concesiones de infraestructuras. El ebitda fue de 78 millones, un 5% más que hace un año, y el margen de ebitda mejora del 60,1% al 66,9%. La cifra de ingresos total alcanzó los 419 millones de euros (un 37% más). 

Patrimonio en alquiler (Testa). La facturación de Testa en 2014 fue de 188 millones de euros y el ebitda de 141 millones de euros, inferiores a los datos del mismo periodo de 2013 debido, en gran medida, a la menor superficie alquilable. El margen ebitda se sitúa en el 75% y el nivel de ocupación sobre rentas de los inmuebles de Testa en el 96%, prácticamente plena ocupación.

Testa completó la desinversión del 32% de su participación en la sociedad Preim Defense 2, en junio vendió un 12% y en septiembre el 20,1% restante por un importe global de 64 millones de euros. En el ejercicio también vendió un inmueble de viviendas en alquiler ubicado en la calle Conde de Xiquena 17 de Madrid por 7,4 millones de euros y cedió el derecho de superficie de una residencia de tercera edad por 13 millones, ambas operaciones con plusvalías.

Normas