El modelo presentado hoy tiene como gran novedad la conectividad 4G
Motorola Moto E (2015)

¿En qué mejora el Motorola Moto E (2015) respecto al modelo que sustituye?

El teléfono Motorola Moto E (2015) ya es totalmente oficial como ya hemos comentado. Lo cierto es que este dispositivo es un modelo atractivo por varias razones, pero quizá una de las más importantes es que ofrece unas características solventes sin tener por ello un coste muy elevado. El caso es que es posible que te preguntes qué ha cambiado en este modelo respecto al que actualmente estaba en el mercado. Nosotros vamos a contestarte.

Quizá uno de los destalles más interesantes es que el nuevo Motorola Moto E (2015) incluye compatibilidad con redes LTE. Esto permite desde el primer momento poder utilizar sin problemas las tarifas 4G (siempre con velocidades de hasta 150 Mbps). Esta es una mejora muy importante y que hace que la experiencia de uso sea mucho mejor, algo en lo que también influye que este nuevo dispositivo es un poco más fino: 11,9 milímetros por los doce del anterior.

Pantalla y cámara

En el primero de los dos apartados es donde está otra de las diferencias claves del nuevo Motorola Moto E (2015). Esto lo decimos debido a que las dimensiones aumentan hasta las 4,5 pulgadas (4,3 en el terminal sustituido). Esto se parece en aparte a lo ocurrido en su momento con el Moto G, buscando el poder manipular de la mejor forma posible el panel táctil. Por cierto, que la resolución se mantiene en los 960 x 540 (qHD).

En lo referente a la cámara, hay que decir que Motorola ha decidido mantener la incluida, ya que el sensor es de 5 megapíxeles (sin flash). Por otro lado, indicar que en el nuevo Motorola Moto E (2015) sí que se incluye un componente frontal, sólo de calidad VGA, pero ahí está. Por cierto, sorprende que en este nuevo modelo no se incluya el altavoz estéreo frontal, ya que sólo está disponible uno en la parte superior.

Imagen frontal del Motorola Moto E (2015)

Hardware principal

Aquí, de nuevo, hay un apartado donde hay novedades de lo más importantes y, otros, donde el inmovilismo (lógico por otro lado) es la nota predominante. Las buenas noticias llegan desde el procesador, que en el Motorola Moto E (2015) es un Snapdragon de cuatro núcleos a 1,2 GHz -compatible con arquitectura de 64 bits-. Es un paso grande respecto al Snapdragon 200 del modelo anterior que, pese a funcionar a la misma frecuencia, sólo integraba dos “cores”. También hay que destacar que el almacenamiento interno pasa de los 4 a los 8 GB, que se puede ampliar utilizando tarjetas microSD de hasta 32 “gigas”.

En el lado contrario está la RAM, que se mantiene en 1 GB como es de esperar para un modelo del precio del Motorola Moto E (2015). Esta es suficiente y permite que la ejecución del sistema operativo Android Lollipop sea eficiente.

Cuestiones finales

Aquí vamos a comentar que en el Motorola Moto E (2015) se incluye un marco exterior intercambiable que permite el uso de accesorios de diferentes colores que proporcionan un aspecto distinto al teléfono si así se desea. En cuanto al precio, el dispositivo presentado hoy cuesta 129 euros, lo que no está nada mal teniendo encuentra todo lo que ofrece (el modelo anterior se puede conseguir por menos de 90 euros sin dificultad en Amazon).

Normas
Entra en El País para participar