Dará liquidez a una emisión de 2014

El Tesoro se prepara para vender deuda a medio siglo

La secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Rosa Sánchez-Yebra.
La secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Rosa Sánchez-Yebra.

España exprimirá los tipos de interés por los suelos. El Tesoro venderá más deuda a 50 años, tras la emisión de prueba que lanzó el pasado septiembre. Aseguradoras y gestoras de planes de pensiones extranjeras ya han mostrado su interés en el producto. España pagará solo un poco más que por el bono a 30 años, ahora en el 2,4%

El Gobierno se propone ahorrar todos los intereses posibles en la deuda que emita en 2015, y además ampliará la vida media del pasivo. Esta se situaba a finales de enero en 6,4 años, lejos todavía de los casi siete con los que concluyó 2007, el ejercicio previo a que estallaran todos los problemas.

España emitirá este año unos 184.000 millones de euros para pagar vencimientos y otros 55.000 para financiar el déficit. Utilizará los instrumentos habituales, pero volverá a hacer uso del bono con vencimiento en 2064 que colocó a modo de prueba en septiembre del año pasado. El objetivo es ampliar su importe en circulación y así dotarlo de más importe, pues solo colocó 1.000 millones, cuando una referencia debe tener al menos unos 5.000 millones para que sea líquida.

La buena noticia es que desde que lo puso en mercado, a petición expresa de BBVA y CaixaBank, el tipo de interés ha bajado con fuerza: desde el 4% hasta el 2,7% al que cerró ayer. “Lo lógico es que el Tesoro espere a que el BCE comience a comprar de forma efectiva deuda pública el próximo mes de marzo”, señala Javier Ferrer, director de la mesa de Deuda Pública en Ahorro Corporación. A su juicio, el tipo de interés continuará bajando en todos los plazos, incluso en aquellos que no estarán bajo el programa de compras de Mario Draghi, que se ceñirá exclusivamente a vencimientos de entre dos y treinta años.

100

años es la duración de la deuda a más largo plazo emitida por países como México. Ofrece por ella un 5,3% y vence en 2114.

“Las adquisiciones anunciadas por el BCE representan aproximadamente el 200% de la deuda neta [la necesaria para financiar el déficit] de todos los países de la zona euro. Las rentabilidades bajarán sí o sí”, explica un operador.

Los compradores de la deuda con vencimiento a medio siglo son principalmente aseguradoras y gestoras de planes de pensiones, sobre todo extranjeras. Las alemanas son las más atraídas por este tipo de producto, que ofrece unas décimas más que la deuda a 30 años. Para el organismo que dirige Rosa Sánchez-Yebra el tipo de interés es mínimo en comparación con el del bono a 30 años, que ofrece un 2,4%. “Ahora mismo lo podrían colocar el 50 años a algo menos del 2,6%”, señala el experto de Ahorro Corporación. Veinte años más por dos décimas de interés: un negocio redondo. Con la deuda a los tipos actuales España se ahorrará –en realidad, pagará menos de lo previsto– más de 3.000 millones en intereses este año, respecto a los 35.500 millones calculados en los Presupuestos Generales del Estado, que estimaban un interés a 10 años del 2,6%.

Ha colocado el 25% de lo planificado para 2015

El organismo de financiación del Estado ha acelerado sus emisiones en los primeros dos meses de 2015. Ayer colocó deuda a 15 años, en una emisión sindicada, con una rentabilidad del 1,98%. Vendió 7.000 millones con una demanda de más de 20.000 millones, procedente de unos 460 inversores. Los extranjeros acapararon casi todo el papel: se hicieron con casi el 73% del importe total, señala el Tesoro en una nota. De este porcentaje destaca la participación de Reino Unido e Irlanda con un 19%, seguido de Alemania, Austria y Suiza con un 14,9%, Francia e Italia con un 13,5%, Estados Unidos y Canadá con un 12,6%, los países escandinavos con un 7,9% y otros países europeos con un 3,2%.

Esta emisión sindicada es la segunda de 2015, después de la que se realizó en enero a 10 años por 9.000 millones.

Junto con las subastas regulares, el Tesoro ha efectuado emisiones por un total de 51.652 millones de euros hasta la fecha, de los que 35.434 forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo. “Esta cifra supone un 25% de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo el año”, señala el Tesoro. En el supuesto de que siguiera a este ritmo de emisión, conseguiría los 142.000 millones programados a medio y largo plazo –se excluyen de este cómputo las letras, que son emisiones a un máximo de 12 meses–en el mes de octubre. Los expertos prevén, por lo tanto, que el Tesoro adelante la financiación para 2016.

Normas
Entra en El País para participar