Por un importe de al menos 300 millones

Sacyr estudia la viabilidad de una sacar a Bolsa Testa con una OPS

Testa, filial de patrimonio inmobiliario de Sacyr, analiza actualmente la “viabilidad” de su prevista oferta pública de suscripción de acciones (OPS) por un importe de, al menos, 300 millones de euros, con la que compañía saldría a cotizar en Bolsa de forma efectiva.

La compañía “está desarrollando las actuaciones precisas para el estudio de la viabilidad de la operación, sin que hasta el momento se haya adoptado una decisión concreta”, según concretó la filial de Sacyr a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Testa aprobó a comienzos de este mes de febrero, en junta extraordinaria de accionistas, los ajustes de capital necesarios para abordar la operación.

La inmobiliaria patrimonialista ya cotiza en Bolsa, pero apenas cuenta con un free float del 0,67%, dado que Sacyr actualmente controla el 99,33% del capital de la firma inmobiliaria.

Con su eventual impulso como sociedad patrimonialista cotizada, Testa, además de aumentar su liquidez, busca lograr fondos para aprovechar oportunidades de crecimiento que surjan, reforzar su balance y saldar la deuda que tiene con la matriz.

Testa es, según sus datos, una de las primeras compañías patrimonialistas por activos del mercado español, con una superficie alquilable de 1,37 millones de metros cuadrados y una tasa de ocupación “casi plena”.

Su cartera, además de por una de las cuatro torres del Norte de Madrid, está compuesta fundamentalmente por edificios de oficinas en zonas 'prime' de Madrid y Barcelona, hoteles, centros comerciales, centros logísticos, residencias de tercera edad y viviendas de alquiler.

A cierre de los nueve primeros meses de 2014, Testa contabilizó ingresos por 140,73 millones de euros y un beneficio neto de 51,90 millones.

Normas
Entra en El País para participar