Prevé invertir 3.500 millones de euros entre 2015 y 2016

Telefónica España frena la caída de ingresos en 2014

Registra la mejor evolución desde 2010

El negocio móvil, el más penalizado

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.

Telefónica España ha asegurado hoy que en 2014 consolidó la estabilización de los ingresos, manteniéndose en el entorno de 3.000 millones de euros por trimestre (3.038 millones en octubre-diciembre). Así, en 2014 el volumen de negocio fue de 12.023 millones de euros, un 7,2% menos que en el año anterior, si bien la bajada es 6,4 puntos porcentuales inferior al descenso en 2013. De hecho, es la menor caída de ingresos registrada por Telefónica España desde 2010. El último incremento fue en 2008.

España se ha mantenido así como primer país en aportación de ingresos al grupo por delante, por este orden, de Brasil, Reino Unido y Alemania.

La compañía ha señalado que en el cuarto trimestre los ingresos de Telefónica España mejoraron su tendencia al registrar una caída del 4,9% (en el tercer trimestre el retroceso fue del 6,6%), “debido fundamentalmente al mejor comportamiento de los ingresos por servicio”.

Los ingresos del negocio fijo se reducen 3,6% interanual en 2014 hasta 8.543 millones de euros, y un 0,8% en el último trimestre gracias a un mejor comportamiento de la banda ancha y los nuevos servicios de televisión y datos.

Los ingresos del negocio móvil cayeron un 11,0% en el conjunto del ejercicio hasta 4.556 millones de euros, con una caída del 8% en el número total de accesos. En el cuarto trimestre, el descenso fue del 7,1%, según la compañía, debido fundamentalmente a la mejor evolución de los ingresos de clientes.

Telefónica España registró un capex de 1.732 millones de euros en 2014, un 13,3% más en términos reportados y un 15,2% en términos orgánicos. El aumento interanual refleja el mayor ritmo de conexión de clientes de fibra y televisión, y el rápido despliegue de la red de fibra y LTE, activos diferenciales de la compañía para mantener el liderazgo en calidad.

En este caso, Telefónica ha señalado que en la call conferece con inversores que prevé un capex en el mercado español de 3.500 millones de euros entre 2015 y 2016. De cumplirse el plan, más del 75% de los hogares españoles tendrían acceso a su red de fibra. No obstante, la operadora ha dejado claro que las aportaciones estarán sujetas a la nueva regulación. La operadora ha mostrado su rechazo a la propuesta de regulación de la CNMC, que ha propuesto obligar a Telefónica a abrir su red de fibra a los competidores, con excepción de nueve grandes ciudades. La teleco, que ha pedido la retirada de esta regulación, ha decidido frenar los ritmos de despliegue.

Hasta el momento, la empresa ha mantenido una actividad muy intensa. Telefónica ha indicado que el ritmo de despliegue de fibra se aceleró hasta 1,6 millones de unidades inmobiliarias pasadas en el cuarto trimestre (1,4 millones en julio-septiembre), para alcanzar los 10,3 millones de unidades inmobiliarias a cierre del año, cumpliendo el objetivo marcado. La operadora ha advertido, no obstante, que el ritmo de despliegue futuro está condicionado por la futura regulación.

A su vez, el despliegue de la red de 4G continuó durante el conjunto del ejercicio, cerrando el año con una cobertura del 58% de la población española.

En términos operativos, Telefónica España gestionaba a final de año 41,2 millones de accesos, un 1% menos que al cierre de 2013 (-2% interanual a septiembre), debido a la desactivación de 569.000 líneas M2M inactivas de contrato móvil en el primer trimestre del año.

La empresa destacó que en el segmento de contrato móvil registró una ganancia neta positiva de 77.000 accesos en 2014 (sin incluir las desconexiones de M2M), que supone la vuelta al crecimiento interanual por primera vez desde 2011 (un crecimiento interanual del 0,5%).

En esta línea, Movistar Fusión concluyó el ejercicio con un parque de 3,7 millones de clientes y 1,4 millones de líneas móviles adicionales, cifra que supone un crecimiento del 27% en relación a 2013. Fusión ya absorbe el 73% de los accesos de banda ancha fija y 57% de las líneas de contrato móvil en el segmento residencial.

Telefónica España registró una ganancia neta de 248.000 clientes de fibra en el cuarto trimestre, cerrando el ejercicio con 1,3 millones de accesos (más del doble que en el año anterior). Los clientes de fibra representan ya el 22% del parque de banda ancha.

Asimismo, la operadora destacó la mayor preferencia de los clientes por la alta velocidad, ya que 141.000 de los nuevos accesos del trimestre corresponden a la modalidad de 100 Mb, con un churn menor frente al ADSL y un mayor ARPU (10 euros de prima de precio, 12 euros con IVA).

Normas
Entra en El País para participar