Por el reequilibrio de las concesionarias Acesa y Aumar

Abertis reclama compensaciones por 2.114 millones a Fomento

Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis.
Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis.

El Gobierno y Abertis no se ponen de acuerdo en las compensaciones que debe cobrar la empresa que dirige Francisco Reynés por la reconfiguración del contrato de concesión de Acesa, filial que explota tramos de la AP-7 y AP-2, y la indemnización por la apertura de vías paralelas gratuitas no previstas en el momento de la concesión de la autopista Aumar (AP-7 y AP-4).

Las divergencias, citadas en el informe de auditoría de las cuentas de 2014, afectan a 982 millones de un saldo deudor de 1.670 millones a favor de Acesa, a los que se añaden 444 millones por Aumar. En total, 2.114 millones reclamados.

Fomento ha comunicado la existencia de un informe no vinculante del Consejo de Estado que se refiere a las diferencias en Acesa, que comenzaron a plantearse en el ejercicio 2011. Abertis subraya que “contradice el propio dictamen del Consejo de Estado de 2006, el de la Abogacía General del Estado de 2014, diversos dictámenes de juristas de Clifford Chance, Iuris, Cuatrecasas y MA Abogados, la opinión de los auditores y los actos de la Administración hasta 2010”. Por ello, Acesa y Abertis mantienen sus argumentos jurídicos e incluso está dispuesta a llegar a los tribunales.

La compensación viene de un convenio que incluía la construcción de un carril adicional en distintos segmentos de la AP-7 o la concesión de gratuidades y descuentos. Acesa también renunciaba a reclamar indemnizaciones por la fuga de tráfico derivada del desdoblamiento de la N-II y la CN-340. A cambio, el Real Decreto 457/2006 fijaba unas estimaciones de tráfico para la concesionaria que, en caso de no cumplirse, debían cubrirse a través de una cuenta de compensación.

Normas