Está a un 3,57% de su máximo histórico de 5.132 puntos de 2000

Nasdaq, a las puertas de los 5.000 puntos 15 años después

El tirón de Apple impulsa al Nasdaq

Las grandes tecnológicas mantienen una alta retribución al accionista

Sede del Nasdaq.
Sede del Nasdaq. Reuters

El Nasdaq ya ha superado los 4.950 puntos. Unos números que no se veían desde hacía muchos años. Así, el mercado más moderno del mundo se acerca a la cota de los 5.000 puntos. Una cima que no alcanza desde hace 15 años, en el punto más caliente de la burbuja puntocom. De hecho, en marzo del año 2000 llegó a alcanzar un máximo intradía de 5.132 puntos. Para alcanzar este máximo histórico, el Nasdaq apenas tendría que subir un 3,57%. En este punto, en el mercado se ha abierto un debate ante la posibilidad de que se esté generando una nueva burbuja tecnológica. Y es que tras marcar el máximo histórico en marzo de 2000, el Nasdaq se hundió un 63% en los doce meses siguientes.

Ahora, no obstante, la situación parece distinta. El Nasdaq ha subido de forma progresiva en los últimos años. En los últimos doce meses, de hecho, ha ganado un 15% (desde enero ha avanzado cerca de un 4%). Frente a esta evolución, entre mediados de 1999 y marzo de 2000, el Nasdaq subió 2.500 puntos en un alocado avance.

De igual forma, según coinciden distintas fuentes del mercado, el Nasdaq está ahora liderado por grandes corporaciones tecnológicas, que cuentan con una gran capacidad de generación de caja, de ser rentables y de generar ingresos. Solo entre Apple, Amazon, Intel, Google (que aún no había salido a Bolsa durante la época de la burbuja) y Microsoft cuentan con una tesorería superior a 375.000 millones de dólares (casi 330.000 millones de euros).

En el año 2000, por el contrario, muchas empresas registraron subidas bursátiles imparables alcanzando valoraciones multimillonarias gracias a previsiones de crecimiento que nunca tuvieron lugar. Con posterioridad, muchas de estas compañías terminaron declarándose en quiebra para desaparecer finalmente.

El papel de Apple

Ahora, los gigantes tecnológicos han logrado una consolidación que entonces no tenían. La propia Apple, que actualmente supone cerca del 10% de la capitalización bursátil del Nasdaq (superó la pasada semana los 750.000 millones de dólares), tenía en el año 2000 una presencia testimonial. Según recordaba Reuters, apenas suponía un 0,2% de este mercado. Ahora es un gigante que, en el último año, fue capaz de generar unos ingresos de 182.000 millones de dólares y está en disposición de superar los 200.000 millones, gracias a la implantación de dispositivos como el iPhone, del que fue capaz de vender más de 74,5 millones de unidades en el último trimestre.

Además, las grandes tecnológicas mantienen unas intensas políticas de retribución al accionista, tanto a través del pago de dividendos como con agresivos planes de recompra de acciones. Entre ellas figuran Microsoft, Oracle, Cisco Systems, Intel o Apple, que tiene en marcha el mayor plan de retribución a los inversores de toda la historia (y se rumorea que podría ampliarlo próximamente). Solo Google ha descartado hasta el momento el pago de dividendos, aunque la presión de los inversores para que lo haga es cada vez mayor en EstadosUnidos.

Los mercados de EEUU, en máximos

El avance del Nasdaq coincide en un momento en el que también el resto de grandes índices bursátiles estadounidenses, como el Dow Jones y el S&P 500, viven en sus máximos históricos. En este caso, parece que la política monetaria está favoreciendo esta tendencia. Así, por ejemplo, la Reserva Federal mantiene los tipos de interés cerca del cero, lo que provoca un mayor atractivo por la renta variable que por los bonos.

En cualquier caso, otras fuentes del mercado sí avisan del riesgo de que se produzca una corrección en los mercados financieros estadounidenses. Y alertan también sobre las millonarias valoraciones que han alcanzado algunas start-ups tecnológicas, como Snapchat, Uber o Pinterest, cuando todavía no está claro si podrán sostenerlas con sus actuales negocios.

 

AOL y los vestigios de la era de la burbuja

La época de la burbuja también estuvo marcada por grandes operaciones corporativas como la compra de MCI por WorldCom (que acabó inmersa en uno de los mayores escándalos financieros de EE UU) o la fusión de Time Warner y AOL, un símbolo de la época.

Ahora, AOL vive de forma independiente después de que Time Warner decidiese segregarla y colocarla de nuevo en Bolsa en 2009. Eso sí, ahora es una compañía mucho más pequeña, de la que se rumorea que podría ser comprada por otra empresa de internet.

No obstante, otros grandes grupos de internet sí han logrado sobrevivir y mantienen en la actualidad una posición de relevancia en el mercado. Entre ellas figura Amazon, que es uno de los líderes globales del e-Commerce; Yahoo, que estuvo a punto de caer en manos de Microsoft en 2008, o eBay

Normas