Esto se ha conocido debido a la inversión en el segmento de la robótica
Logotipo de Sony

Sony también estaría preparando su propio modelo de coche autónomo

El segmento de los coches autónomos es uno de los que mayor actividad y expectación está generando últimamente en tecnología ya que son varios los actores que desean tener una presencia destacada aquí. Un ejemplo claro de esto es Google que ya hace un tiempo que trabaja en un prototipo que sea capaz de llegar al mercado. Pues bien, se acaba de conocer que Sony también desea ser un jugador activo aquí.

El caso es que la compañía japonesa acaba de realizar una inversión importante en el sector de la robótica, que parece que está encaminada a conseguir presencia en el desarrollo de los coches autónomos. Con esto, se pretende también diversificar la presencia en el mercado por parte de Sony, que así asume menos riesgos a la hora de obtener ingresos y, además, le permite ser partícipe y no llegar tarde a uno de los mercados que parece que tienen un mayor futuro a medio plazo.

Un modelo propio

El caso es que parece que Sony prepara su propio coche autónomo (que no necesita de conductor para funcionar) y, de esta forma, no se pierde el paso a las apuestas que hacen otras grandes compañías en del mercado para situarse entre las punteras de este segmento. Por cierto, que uno de los puntos fuertes que tiene la compañía japonesa, como son las cámaras, son esenciales en este tipo de vehículos.

Esto es lo mejor que puede aportar Sony a la hora de fabricar un coche sin conductor (que no está mal, ya que el uso de las cámaras es indispensable para que este pueda circular sin problemas). El caso, es que para poder lanzar un modelo completo este fabricante necesita del apoyo de otras compañías y, por lo que parece, se ha decantado por ZMP (una empresa japonesa) que está especializada en todo lo referente a la robótica.

Coche autónomo de Google

Inversión y futuro

Así, Sony ha realizado una inversión que asciende a unos 100 millones de yenes (unos 745.000 euros) para avanzar en el lanzamiento de un vehículo sin conductor y, lo cierto, es que esto es positivo ya que si no se llega a buen puerto al menos los avances conseguidos sí que se podrán vender a otras compañías. Por lo tanto, no es precisamente un “tiro al aire”. En cuanto a las fechas que se manejan, hay que decir que se cree que para el 2020 Sony sea líder en lo referente a los sensores de las cámaras y, veremos, si con su propio coche autónomo para competir con Google o Volkswagen.

Normas