Cae el 0,47%, hasta los 10.689,5 puntos

El Ibex pierde los 10.700 en la tensa espera del Eurogrupo

Un operador en la Bolsa de Nueva York.
Un operador en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Las Bolsas europeas han permanecido hoy aletargadas a la espera de conocer el resultado de la reunión que celebra este tarde el Eurogrupo y en la que Grecia volverá a tantear el terreno para intentar convencer a sus socios europeos de la necesidad de renegociar los términos para el pago de su deuda. La reunión se prevé muy tensa, después del rotundo fracaso del anterior encuentro del Eurogrupo, el pasado miércoles, y del frío acercamiento en la cumbre europea del jueves, y ante la firme postura mostrada por el resto de países del euro a favor de que Grecia mantenga sus compromisos y acepte la prórroga de su rescate, con Alemania al frente.

Será mañana cuando los mercados puedan juzgar el encuentro de hoy, puesto que la reunión se prevé larga y hay serias dudas de que pueda producirse un acercamiento en las posturas capaz de ofrecer una solución satisfactoria para todas las partes sobre el futuro de Grecia y la viabilidad de su deuda. Y a falta de información, los inversores han preferido guardar cautela en una jornada sin apenas movimiento y que además ha estado marcada por el cierre por festivo de Wall Street. Sin la referencia de Atenas, que lleva ya tres semanas marcando el ritmo de la Bolsa europea, ni del parqué neoyorquino, el Ibex ha registrado una caída del 0,47%, hasta los 10.689,5 puntos. Un descenso en línea con el registrado en el resto de plazas europeas. La espera ha sido en cambio más dolorosa para la Bolsa griega, donde el índice Ase se ha dejado el 3,8%, con sus bancos de nuevo como los más castigados del continente, con pérdidas superiores al 10%.

"Consideramos que solucionar el “problema griego” y hacerlo en tan poco tiempo cuando las posturas están tan distantes es como lograr la “cuadratura del círculo”. Lo más probable es que se alcance un acuerdo de mínimos que evite la salida inmediata de Grecia del euro a cambio de una serie de condiciones, con lo que se ganaría tiempo para poder reenfocar la cuestión con una visión más a largo plazo.", explican en Link Securities.

La posibilidad de que Grecia pueda abandonar el euro ha llegado a cotizar estos días en el mercado, a la vista de que el segundo rescate concedido al país finaliza el próximo día 28 y de que el nuevo gobierno de Syriza se opone a su prórroga, en favor de un crédito puente que permita a Atenas liberarse de la vigilancia actual de la troika y que abra el camino para una nueva negociación de las condiciones de financiación del país.

La tensión sobre el futuro de Grecia va en ascenso, en paralelo al aumento de la rentabilidad de su deuda en el mercado. El bono heleno a tres años cotiza en el 17,6%, frente al 15,84% del viernes y por encima desde hace semanas del bono a diez años, al 9,62%. Pero si algo ha quedado también en evidencia tres semanas después de que las elecciones griegas dieran la victoria a Syriza es que el riesgo de contagio desde Grecia a otros países de la periferia está controlado, aunque se haya elevado en algunas décimas la temperatura del mercado.

Las principales Bolsas europeas se anotan ganancias desde el pasado 25 de enero, jornada electoral en Grecia. Así, el Ibex sube el 1,02%, mientras que el Dax ha llegado a alcanzar un máximo sin precedentes en los 11.000 puntos. En cambio la deuda se ha tensionado ligeramente y el rendimiento del bono español ha pasado del 1,375% del 23 de enero al 1,58% de hoy, con la prima de riesgo en los 123 puntos básicos. “El contagio sobre el conjunto de la deuda soberana europea ha estado relativamente limitado dado que el BCE activará sus compras de deuda en marzo, esperamos que esta dinámica continúe”, explican desde Citi.

En el parqué español, menos de una semana después de que debutara Aena, se ha estrenado Saeta, la filial de renovables del grupo ACS. La compañía, que debutaba a un precio de 10,45 euros, ha cerrado con una caída del xx%.

Con Wall Street cerrado, ni el mercado de divisas ni tampoco el de materias primas han registrado apenas cambios. El euro se mantiene en los 1,14 dólares, el barril Brent avanza ligeramente hasta los 61,7 dólares y el West Texas cotiza sin variación en los 52 dólares.

Normas
Entra en El País para participar