Si no se aprueba solicitará ir al concurso

Amper propondrá en junta un nuevo plan de refinanciación

Amper propondrá en junta un nuevo plan de refinanciación

El grupo Amper, que está en preconcurso de acreedores desde el 15 de diciembre pasado, ha convocado una junta extraordinaria para someter a sus accionistas la aprobación de un plan de refinanciación que consiste en reestructurar 120 millones de euros de deuda y una ampliación de capital de 25 millones.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en caso de que el plan no sea respaldado, se planteará a los accionistas que den autorización a la dirección de Amper para solicitar el concurso voluntario de acreedores.

En la documentación de la junta, que se celebrará el 15 de marzo en segunda convocatoria, la empresa señala que, tras analizar todas las alternativas, la reestructuración que plantea es “la única solución viable para lograr la continuidad” y su rechazo le obligaría a pedir el concurso.

Amper ha propuesto a los bancos acreedores refinanciar 120 millones de deuda en dos tramos, uno de 90 millones que se convertiría en acciones de la empresa y otro con los 30 millones restantes que se mantendría como préstamo garantizado.

Una junta posterior tendría que aprobar la emisión de 90 millones de deuda convertible en 185 millones de acciones de la compañía con un valor nominal de cinco céntimos por título.

Adicionalmente, se propone a los accionistas una reestructuración de capital mediante nuevas aportaciones dinerarias por valor de 25 millones mediante la emisión de 500 nuevos títulos con un valor nominal de cinco céntimos.

Durante el periodo de suscripción preferente de acciones de la ampliación de capital se asignarán hasta 20 millones y, si hubiera mayor demanda de títulos, la compañía podrá abrir una adjudicación adicional de 5 millones.

Amper también va a someter a los accionistas la derogación de los acuerdos de la junta del 26 de mayo del año pasado, en la que se aprobó otro plan de refinanciación que finalmente no salió adelante por las discrepancias por el fondo Slon Capital sobre la ejecución de la inversión de 15 millones que este último debía realizar.

Tras el desacuerdo con Slon, comunicado al mercado el 29 de julio de 2014, Amper comenzó a buscar alternativas para lograr fondos al tiempo que solicitó a los bandos prórrogas en busca de una refinanciación.

La última prórroga (“stand still”, en inglés) terminó el 15 de diciembre pasado, fecha en la que la compañía solicitó el preconcurso.

Asimismo, la junta tendrá que ratificar el nombramiento como consejero de Antonio Arenas Rodrigáñez, experto en reestructuración de empresas y nombrado el pasado 28 de enero, y revocar los de los dos vocales designados para representar a Slon, Diego Lozano y Alfonso Pajuelo, que ya habían renunciado a sus puestos.

Los ingresos de Amper han descendido en los últimos años debido al impacto de la crisis económica en su negocio nacional y a sus dificultades de tesorería, así como por las dificultades en alguno de los mercados internacionales en los que opera. EFECOM

Normas