El descuento depende de una decisión del Gobierno

¿Es empleado de Aena y compró en la OPV? Lea la letra pequeña

Fachada del Palacio de la Bolsa de Madrid el día del debut de Aena.
Fachada del Palacio de la Bolsa de Madrid el día del debut de Aena.

Los empleados de Aena que han ido a la oferta pública de venta (OPV) han comprado las acciones a 52,2 euros en lugar de a 58. Pero si el Gobierno no modifica la Ley de Presupuestos del Estado para 2015 el descuento se les quitará de la nómina de diciembre.

Los 7.300 empleados de Aena, y también los de Enaire –la sociedad a través de la que el Gobierno mantiene el 51% del gestor de aeropuertos– tenían derecho a comprar hasta 15.000 euros en acciones en la oferta pública de venta (OPV) con un descuento del 10%. Han pagado por ellas tan solo 52,2 euros, frente a los 58 del común de los inversores, tanto institucionales como minoristas.

La plusvalía latente de los empleados se sitúa en el 34,1%, frente al 20,7% del resto de los compradores en la OPV. Los trabajadores de Aena han contado con una ventaja adicional: tenían preferencia total en la adjudicación de las acciones. Podían pedir desde 1.500 hasta 15.000 euros y, a diferencia de al resto de los particulares, se les ha adjudicado todo el importe. Los pequeños inversores han recibido un mínimo de 25 acciones más el 9,2% de las acciones que no se les han adjudicado. La petición máxima de 200.000 euros ha recibido 339 acciones, por las que se han pagado 19.662 euros, aunque a cierre de ayer ya valían 23.730. Mientras, a los empleados se les reservaron 381.818 títulos y han sobrado más de dos tercios del total.

A la plantilla se le ha entregado 119.434 acciones, y las 262.384 restantes han ido a ampliar, aunque mínimamente, el tramo minorista general, que pasó de 3,4 millones de títulos a 3,7 millones. Es cierto que a los trabajadores de Aena se les pide un requisito: no vender en al menos 180 días.

AENA SA 142,75 0,71%

La fría acogida entre los empleados de la OPV no se debe a una desconfianza en el futuro de la empresa, ni a que consideraran que salía cara, ni tampoco al periodo de permanencia. El motivo es mucho más prosaico: el descuento del 10%, de momento, es solo virtual. Así lo indicó Aena a sus empleados y se puso, literalmente, en negrita en el folleto de la colocación: “La retribución en especie que supone el descuento en el precio se considerará rendimiento del trabajo gravable. Por tanto, la existencia del mencionado descuento no implica que, en lo que al precio se refiere, la suscripción de acciones [...] sea más favorable que la suscripción que se puede hacer en el tramo minorista general”.

El documento registrado en la CNMV de la OPV llega a poner un ejemplo, por si queda alguna duda: “Si un empleado presenta un mandato [...] por el importe máximo permitido, esto es, 15.000 euros, el descuento que le resultaría de aplicación sería de 1.500 euros (10% de 15.000 euros). Esos 1.500 euros serían deducidos de su última nómina del año, siempre y cuando dicha nómina tuviera un importe igual o superior a 1.500 euros. Si el importe de la última nómina fuera inferior a 1.500 euros, el exceso sobre dicha cantidad le sería deducido al empleado de su nómina anterior”.

Es más, como la retribución en especie se considera rendimiento del trabajo gravable podría incluso suponer la obligación de realizar un ingreso a cuenta del IRPF, se advierte en el folleto de la OPV.

Presupuestos de 2015

La fórmula para que el descuento sea efectivo es que el Gobierno modifique la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015, a fin de exonerar a los empleados que han participado en esta OPV de los límites salariales actualmente recogidos en esa ley. Esta incluye ahora un condición para todos los funcionarios o empleados de empresas públicas:“Las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán experimentar ningún incremento respecto a las vigentes a 31 de diciembre de 2014”.

Negocia más que Santander

El segundo día en Bolsa de Aena se saldó sin cambios al cierre. El gestor de aeropuertos llegó a subir un 5,3% en el mejor momento y marcó un máximo en los 73,7 euros por acción, pero concluyó en los 70 euros redondos. En el peor momento, las órdenes de venta se hicieron fuertes y la empresa cayó un 1,14%. Tras mover el miércoles 16,2 millones de acciones, el 22% de las colocadas en la OPV, ayer negoció seis millones de títulos. En dinero, se cambiaron 427 millones de euros y fue el valor más negociado, por encima de Santander, que movió 413 millones. Una parte de los fondos que acudió a la OPV está haciendo caja, pero el precio no cae, puesto que otras gestoras continúan reforzándose en la compañía.

Aena entrará en el Ibex este año. La próxima revisión será en marzo; si no entra entonces, será incluida en el mes de junio.

Normas
Entra en El País para participar