Sustituye en el cargo a su tío, José Antolín

Ernesto Antolín, nuevo presidente del Grupo Antolín

Era hasta la fecha vicepresidente de la compañía

El grupo nombra a Jesús Pascual nuevo consejero delegado

Ernesto Antolín, nuevo presidente del Grupo Antolín en una conferencia en Esade en mayo del año pasado.
Ernesto Antolín, nuevo presidente del Grupo Antolín en una conferencia en Esade en mayo del año pasado.

Cambio de sillones en la cúpula directiva de Grupo Antolín. La compañía de automoción española celebró ayer en Burgos su convención anual, en la que se anunció el nombramiento de Ernesto Antolín como nuevo presidente de la firma. Por su parte, el hasta ahora presidente, José Antolín Toledano, pasará a ocupar el cargo de presidente de honor, tras 20 años en el puesto y toda la vida dedicada a esta empresa familiar. “Creo que es el momento de ceder el testigo, aunque continuaré aportando mi apoyo en todo aquello que resulte necesario para el futuro del grupo”, declaró Antolín Toledano.

El nombramiento de Ernesto Antolín (Burgos, 1964) como primer ejecutivo supone, según la compañía, “un paso más en una carrera profesional dedicada a Grupo Antolín, donde ha ostentado diferentes responsabilidades”. El nuevo presidente afirmó sentir “una gran alegría”, pero también una gran responsabilidad, ya que la empresa “es el sueño de dos visionarios y el trabajo duro de muchas personas”. Y añadió que el éxito del grupo de automoción “se ha basado en la coherencia, la honestidad y el compromiso permanente con la satisfacción de sus clientes”, algo que “debe seguir así”, según él.

120 es el número de fábricas que Grupo Antolín tiene repartidas en 25 países de todo el mundo

El nuevo responsable había ocupado desde 1997 el puesto de vicepresidente. Ahí fue donde impulsó el desarrollo internacional del grupo. Durante estos años, Antolín ha extendido sus actividades a 25 países, donde tiene más de 120 fábricas. Destacó haber estado muchos años involucrado en la gestión de la compañía y haber presenciado la toma de decisiones, “escuchando primero y siendo parte activa después”. Y añadió que la firma “seguirá profundizando en proyectos lanzados en los últimos tiempos, como nuestro plan de competitividad o el impulso a nuestra imagen, aspectos fundamentales para seguir creciendo y alcanzar nuevos mercados”.

Nuevo consejero delegado
El hasta ahora consejero delegado de la compañía, José Manuel Temiño, anunció que, dentro del relevo generacional programado, dejará su cargo el próximo 30 de junio y será relevado por Jesús Pascual, actual director de Operaciones de Grupo Antolín.

Pascual accede a su nuevo cargo tras dedicar su carrera profesional a la compañía, donde ha tenido crecientes responsabilidades a nivel nacional e internacional. Desde 2013, tenía responsabilidad directa sobre la actividad industrial del grupo.

María Helena Antolín (nacida en 1966 en Tolón, Francia) ha sido nombrada vicepresidenta de la compañía, para pasar a jugar un papel importante en la implantación de la estrategia de Grupo Antolín en los próximos años. La responsable tiene experiencia en diferentes áreas de la compañía, especialmente en la parte industrial, donde ha ejercido como directora corporativa. También forma parte de los principales órganos de dirección.

La compañía ha preparado estos cambios en la cúpula directiva “de forma concienzuda y lo más ordenada posible, para garantizar así su estabilidad y el mejor servicio”.

Temiño deja su cargo tras 30 años en la empresa

José Manuel Temiño ha trabajado durante más de 30 años en la firma y ha sido “uno de los artífices de su crecimiento internacional”, según la compañía burgalesa. Pese a que deja el cargo de consejero delegado, Temiño seguirá ligado a la compañía como asesor y miembro de su consejo de administración. El directivo declaró sentirse “orgulloso de dedicar casi toda una carrera profesional a hacer crecer el grupo”. Temiño manifestó su gratitud a sus colaboradores y recibió el agradecimiento del nuevo presidente, Ernesto Antolín.

La compañía, que tiene 1.500 empleados y facturó 2.128 millones de euros en 2013, reforzó el pasado mes de noviembre su presencia en Marruecos con la inauguración de su segunda fábrica en Tánger. La nueva planta se dedica al cosido de fundas de asientos y se ha unido a la anterior, donde se producen techos y parasoles para algunos de los principales fabricantes de automoción.

Normas
Entra en El País para participar