Schauble enfría las esperanzas de un acuerdo con el país heleno

El Ibex 35 recupera un 1,3% gracias al rebote en Grecia

Índices en la Bolsa de Atenas. Ampliar foto
Índices en la Bolsa de Atenas. REUTERS

A golpe de titulares se ha movido hoy el mercado. Los negros augurios sobre las negociaciones entre Grecia y la UE que sacudieron a las Bolsas ayer han pasado durante buena parte de la sesión a un segundo plano, en gran medida, gracias a distintos rumores que apuntaban a una propuesta de la Comisión Europea, no confirmada, para prolongar seis meses la financiación al país heleno. Además, la postura más constructiva del Ejecutivo de Grecia, dispuesto según una información de The Wall Street Journal a seguir con la privatización del puerto del Pireo, también ha contribuido a calmar los ánimos.

Sin embargo, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, ha desmentido esta tarde que esa información sobre una posible propuesta de la extensión de la financiación a Grecia de seis meses fuera cierta. El efecto en los mercados de estas declaraciones ha sido devastador. Un jarro de agua fría a sus esperanzas de acuerdo. El Ibex ha pasado de subir más de un 1,7% a avanzar solo un 0,6%, aunque al cierre se ha recompuesto y sube un 1,3% hasta los 10.500,1 puntos. Schauble ha zanjado que mañana no habrá acuerdo sobre un nuevo programa de asistencia financiera al país heleno y que no se puede acusar a nadie de fuera de Grecia de sus problemas.

Así las cosas, en vísperas de la trascendental reunión del Eurogrupo de mañana, el Ase griego ha recuperado hoy un  7,98%. La Bolsa helena cerró antes de conocerse las declaraciones de Schaube. El sector bancario se ha repuesto de las caídas de los últimos días. National Bank of Greece avanza un 20,7%; Eurobank, un 19,6%, Piraeus, un 15,5% y Attica Bank, un 11%. Ello a pesar de que Moody´s les rebajó el lunes al cierre de mercado su rating. Hoy, un responsable de unos de los mayores bancos griegos ha afirmado en declaraciones a la agencia Reuters que las salidas de depósitos de las entidades financieras helenas se han frenado en febrero.

Esta semana se celebran varias reuniones clave para conocer el futuro de Grecia, que comienzan mañana con una reunión extraodinaria del Eurogrupo.

También ha sido una sesión más relajada en el mercado secundario de deuda. El bono heleno a tres años, que había sobrepasado ayer el 20% por primera vez desde 2012 en la sesión anterior, cierra en el 19,4%, mientras que la rentabilidad de la deuda soberana griega a una década baja hasta el 10,34%.

Mientras, el interés del bono español a diez años sube hasta el 1,61%, con la prima de riesgo en los 124 puntos básicos.

Aunque la Comisión Europea ha afirmado hoy que no hay muchas opciones de que se alcance un acuerdo en la reunión del Eurogrupo, no fue hasta que se escuchó al ministro de finanzas alemán cuando el mercado rebajó notablemente el entusiasmo de la mayor parte de la sesión ante los rumores de un acuerdo. Desde Renta 4 señalan que su escenario base “sigue pasando por una solución negociada, aunque esto podría suceder in extremis (la fecha límite es el 28 de febrero, cuando finalice el segundo programa de rescate) y por tanto presionar a las Bolsas hasta que se concrete”.

Hoy ha habido informaciones contradictorias procedentes de Grecia. Por un lado, la aceptación por parte del Gobierno heleno del 70% de las medidas incluidas en el actual programa de rescate y su propuesta de sustituir el 30% restante por un plan de diez reformas a elaborar en cooperación con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Pero, a la vez, el ministro de Defensa, miembro del partido Griegos Independientes, ha declarado que el país tiene un plan B en caso de que fracasen las negociaciones con la UE. “Queremos un acuerdo, pero si finalmente no lo hay (que lo habrá), pero si Alemania sigue rígida y quiere apartarnos de la UE,tenemos la obligación de ir a un plan B que podría ser EE UU, Rusia, China u otros países".

Otras claves del día

Además de la reunión del Eurogrupo, mañana también se celebrará una cumbre en Minsk, capital de Bielorrusia, entre representantes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania en un esfuerzo diplomático de estos dos últimos países para intentar rebajar la tensión en el conflicto del este del país. Los combates entre fuerzas prorrusas y el Ejército ucraniano se han recrudecido y la posibilidad de que aumente la tensión preocupa a los mercados.

Hoy también ha tenido protagonismo China, donde se ha publicado el dato de inflación más bajo en los últimos cinco años (el 0,8% en enero). Tras esta cifra, el Banco Popular chino anunció que añadiría liquidez al sistema, aunque con prudencia, porque quiere evitar que el mercado tenga excesivos estímulos. Poco después, se conoció que el banco central del gigante asiático ha inyectado 80.000 millones de yuanes (unos 11.500 millones de euros) en el sistema bancario del gigante asiático para aumentar su liquidez en vísperas de las vacaciones del Año Nuevo Chino.

El petróleo es otro frente que siguen de cerca los mercados. Hoy ha habido varias noticias sobre este mercado. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado su boletín mensual, en el que predice que las reservas mundiales de crudo pueden marcar un máximo histórico a mediados de este año y que las presiones a la baja en el mercado del petróleo podrían no haber terminado. La AIE también indica que Estados Unidos gana protagonismo en el mercado en detrimento de la OPEP. Asimismo, S&P ha rebajado su previsión para el barril de petróleo hasta los 50 dólares este año. Hoy, el barril de crudo Brent cae hasta los 56,9 y el West Texas se deja un 4% hasta las 50,6 unidades del billete verde.

En el mercado de divisas, la incertidumbre sobre el devenir de las negociaciones entre Grecia y la UE no se ha dejado sentir, lo que en opinión de los expertos indica que el mercado descuenta que se alcanzará un acuerdo, aunque existan riesgos al mismo. El euro sigue estable en los 1,131 dólares.