El juez inicia la liquidación de Factoría Naval de Marín

El dueño de Corporación Dermoestética pierde su naviera

José María Suescun en la salida a Bolsa de Corporación Dermoestética, en 2005.
José María Suescun en la salida a Bolsa de Corporación Dermoestética, en 2005.

José María Suescun, fundador de Corporación Dermoestética, ha asistido en los últimos seis meses al desmantelamiento de su negocio naviero y a la entrada en concurso de acreedores del grupo de estética.

El pasado mes de julio fue declarado en concurso de acreedores Factoría Naval de Marín, una naviera de Pontevedra creada en 1970 y controlada por Suescun. La situación de esta empresa era, de acuerdo a las últimas cuentas de la compañía a las que ha podido acceder este diario, del año 2012, todavía peor que la de Corporación Dermoestética, que fue declarada en concurso la pasada semana.

Factoría Naval de Marín terminó 2012 con deudas con entidades de crédito a largo plazo de 73,1 millones y un pasivo corriente de 12,7 millones. La compañía perdió 2,5 millones (11 millones de pérdidas en 2011) y redujo su facturación de 40 millones en 2011 a 24,3 millones. La empresa cerró ese ejercicio con un patrimonio neto negativo de 28,5 millones.

Deloitte, auditor de las cuentas de 2012 de Factoría Naval de Marín, advierte en su informe de auditoría que no puede expresar una opinión sobre las cuentas.

Suescun firma las cuentas de la naviera a través de su sociedad Soul Corporation, la misma firma propietaria del 23%, al menos hasta 2013, de las clínicas de Corporación Dermoestética, a las que arrendaba los locales. Las últimas cuentas que ha podido consultar este diario en Registro Mercantil de Soul Corporation son del año 2011.

El juez a cargo del concurso de Factoría Naval de Marín ha aprobrado recienemente la venta de la unidad productiva de la empresa, medida que contempla la nueva ley concursal en su artículo 146.bis. Nodosa, otro astillero de Pontevedra, ha adquirido el grueso del negocio de la naviera de Suescun.

El magistrado a cargo del concurso de Factoría Naval de Marín procederá ahora a la apertura de la fase de liquidación de la compañía; una vez concluida se abrirá la fase de calificación. De acuerdo a fuentes del sector naval gallego, la situación de la naviera de Suescun era crítica al no haber recibido encargos en los dos últimos años.

Entre los mayores activos con los que queda la empresa tras la venta de la unidad productiva se encuentra el casco del velero Sea Cloud Hussar. Factoría Naval de Marín anunció en 2008 la construcción del que iba a ser el mayor velero del mundo, con 136 metros de eslora de acero, tres mástiles y un velamen desplegado de más de 4.000 metros cuadrados. Dispondría de capacidad para 138 pasajeros y serían necesarias 100 personas de tripulación.