Su tecnología analiza cómo influye cada canal publicitario en el comprador

Adgravity quiere ser el árbitro de la publicidad online en España

Jesús Ollero, director general de Adgravity.
Jesús Ollero, director general de Adgravity.

Steve Jobs, probablemente el mayor genio del marketing de todos los tiempos, no creía en la investigación de mercados porque pensaba que los consumidores no sabían lo que querían hasta que él se lo mostró, aunque al final su empresa, Apple, tuvo que claudicar y lanzar un iPhone de pantalla grande. “Los directores de marketing se enorgullecen de usar sus presentimientos, y quieren seguir sus instintos pero lo complicado es tener éxito en la era del big data”, como advierte la prestigiosa revista Forbes, que asegura que la analítica de datos y la tecnología están llamados a revolucionar el marketing. No en vano, la cantidad y calidad de los datos que hoy pueden recopilarse en tiempo real gracias a las nuevas herramientas tecnológicas nada tienen que ver con las encuestas y los datos históricos que antes guiaban el trabajo de los profesionales de marketing., según recuerda la publicación.

En este contexto, la compañía española Adgravity ofrece a los anunciantes una tecnología capaz de analizar el rastro o huella dactilar de cada consumidor en su proceso de compra por internet, de forma que puede aportar a las marcas información sobre cómo ha contribuido cada uno de los canales publicitarios en la decisión final de compra de una persona. “Esto nos permite aportar a las empresas información objetiva de los soportes en los que tienen que invertir y qué procedimientos tienen que llevar a cabo para sacar el máximo partido a sus inversiones, pues categorizamos a los medios según si introducen a la venta, si influyen en ella o si cierran la conversación”, explica a CincoDías Jesús Ollero, su director general.

Aportación real

Adgravity, que opera a nivel mundial, cuestiona así el peso de Google en el mercado publicitario, pues el modelo actual suele considerar el último impacto antes de la compra como único responsable de la generación de la venta. Un hecho que beneficia sobre todo al gigante de internet, que es quien se lleva la parte del león (el 50% de las inversiones en publicidad online en España), “pues aunque el usuario recibe muchos inputs vía e-mails, banners en diferentes medios de comunicación, a través de Facebook... al final el usuario suele acudir al buscador para ver aquello que recuerda y quiere comprar, y Google se aprovecha de la aportación del resto de canales”, destaca Ollero.

El directivo defiende que quieren actuar como árbitro del mercado publicitario en España. “Queremos poner en su justo lugar el valor de cada uno de los soportes con los que trabaja el director de marketing y que este deje de actuar de manera ciega y sepa dónde invertir su dinero, pues con nuestra tecnología pueden detectar que un canal en el que han invertido muy poco ha sido muy rentable a la hora de generar ventas”. Según Ollero, esto va a beneficiar mucho a todos los soportes de prensa, “porque hasta ahora era muy difícil medir numéricamente en cuántas ventas ha contribuido o de qué forma ha ayudado a impulsar una marca”.

Adgravity, creada en 2008 y con 20 empleados, asegura tener acceso al 100% de usuarios de internet y estar conectada a todas las fuentes de tráfico. Además, su tecnología permite crear grupos de audiencia para enfocar acciones de marketing. “Si por ejemplo hay usuarios interesados en el Gran Meliá, pero que al final no han reservado el hotel por un tema de precio, se puede lanzar una acción publicitaria solo para este colectivo, con una promoción del 15%”, dice Ollero, que aclara que el modelo de negocio de su compañía se apoya en la tecnología, en el big data, pero también va acompañado del análisis de consultores de gran experiencia.

Más efectividad

En 2014, la empresa facturó 7 millones de euros y sus perspectivas para este año son llegar a doble dígito. Entre los clientes de Adgravity están Meliá, Telefónica, Grupo Planeta, BBVA, CCC, Seur, Nokia o Peugeot. Ollero asegura que su compañía, especializada en análisis de datos, compra de medios, publicidad programática y optimización de campañas, y con un acuerdo con 161Media, permite mejorar la efectividad de la inversión en publicidad de sus clientes en un 50%, y se compromete a elevar sus ventas un 30%.

Ollero, ex director general para España y Portugal de Doubleclick.net (adquirida por Google) y de ValueClick, detalla también que Adgravity trabaja en integrar la publicidad offline y online. “Tenemos una tecnología que, a partir del audio de un spot televisivo, nos permite monitorizar los canales de televisión y ver si el anuncio ha provocado más búsquedas en Google, comentarios en redes sociales o más clics en los banners de esa marca. “La herramienta, que también sirve para radio, está totalmente preparada para las Smart TV, así que cuando estas terminen de explotar podremos cerrar el círculo totalmente”.