Ante el crecimiento de las incertidumbres económicas

¿Es un buen momento para invertir en oro?

¿Es un buen momento para invertir en oro?

Tras conocerse el resultado de las elecciones griegas, el precio del oro rebotó a la baja con un descenso del 1,10%. Tras anticiparse el resultado de los comicios en las semanas anteriores, las palabras del Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, sobre su intención de mantener a su país dentro de la zona euro y los movimientos desde el BCE no descartando ningún tipo de acuerdo, tranquilizaron los mercados.

Desde el mes de octubre, se han concatenado distintos problemas económicos. China crecerá según las últimas previsiones del FMI en un 6,8% en 2015 y un 6,3% en 2016, unas tasas nada desdeñables pero que suponen el menor crecimiento de los últimos años. La caída del petróleo llevará a una profunda recesión en Rusia con una caída del -3,0% de su PIB. En América, Brasil, crecerá un 0,3% a pesar del volumen de inversiones para los Juegos Olímpicos. Y por último en la zona euro, con incertidumbres políticas y dudas económicas sólo aumentará el PIB ligeramente por encima del 1%. Con todos estos datos el precio de valores refugio como el dólar y el euro han aumentado y presumiblemente, especialmente el dólar, seguirá esta tendencia en los próximos meses.

¿La debilidad Europea es motivo suficiente?

La gran pregunta es si el oro repetirá una escalada similar a como lo hizo durante los puntos más álgidos de la crisis económica. La diferencia entre ese momento y el actual es enorme, mientras en ese momento la crisis, esta era global, al menos entre los países desarrollados, actualmente hay dos claros motores: Reino Unido y especialmente Estados Unidos.

La debilidad europea es el principal motivo de la escalada actual del precio de los valores refugios. Tras el anuncio del BCE de la aprobación del plan de estímulo para la economía europea mediante la compra de deuda, el precio del oro repuntó de forma importante por la constatación de los problemas y acumulando un ascenso de casi un 10% en menos de un mes y superando los 1.300 dólares por onza.

Los mayores defensores del oro sostienen que las expectativas de menor crecimiento y la incertidumbre sobre cómo actuarán las medidas de estímulo del BCE harán subir su cotización a lo largo del 2015. En el lado contrario otros analistas estiman que sólo Europa no puede llevar a una escalada del euro. De hecho incluso bancos de análisis apuestan por un oro a la baja tras el mini rally alcista de los últimos 5 meses y la búsqueda de beneficios. Sólo el tiempo dirá quien tiene razón, pero desde luego las grandes diferencias entre la situación económica actual y la existente hace 4 o 5 años parece que marcará diferencias.