El original accesorio TYLT Vu-Mate Qi es la solución
Cómo añadir carga inalámbrica al Samsung Galaxy Note 4 sin aumentar su grosor

Cómo añadir carga inalámbrica al Samsung Galaxy Note 4 sin aumentar su grosor

Muchos de los nuevos terminales que salen al mercado ya llevan una curiosa coletilla, la de ser compatibles con tecnología "Qi". Ese estándar es un estándar de interfaz desarrollada por el Wireless Power Consortium para la transferencia de energía eléctrica por inducción, es decir de forma inalámbrica, a distancias de hasta 4 cm. Hay ya muchos fabricantes como Asus, HTC, Huawei, LG, Motorola, Nokia, Sony e incluso Samsung que están incluyendo en sus terminales esta conexión que ya parece que, finalmente, es la que se va a utilizar en todo el mercado, después de unos años de indecisión entre varias de ellas.

 

Pero no todos los terminales que lanzan estas marcas las incluyen, por unas u otras razones. Uno de los más importantes de Samsung, precisamente, el Samsung Galaxy Note 4 carece de ella de forma oficial. La solución que se ofrece desde la compañía asiática es su carcasa oficial para el Galaxy Note 4 con Qi pero esta es notablemente más gruesa que la original, estropeando la estética y la ergonomía del terminal.

La solución

Sin embargo, ya hay una solución para contar con esta tecnología de carga sin tener que sacrificar, por ello, el grosor del dispositivo o cambiarle su apariencia. Se trata de las "TYLT Vu-Mate Qi charging card", que muestran desde Android Central, un producto con un nombre poco atractivo pero con una funcionalidad muy interesante. Y es que se trata de una fina película que incluye los conectores necesarios y un ínfimo grosor para caber debajo de la carcasa del dispositivo y dotarle de conectividad Qi.

Ahora bien, su instalación puede ser algo "inestable". Esta tarjeta carece de clips o forma de sujetar sus conectores a la batería, a parte de una parte adhesiva para mantener su posición, lo que puede hacer que con el tiempo se mueva y haya que recolocarla. A parte de eso, su uso es seguro y permite que sólo con dejar el terminal encima de un cargador Qi, veamos como la batería empieza a recargarse.

Algunas pegas

Ahora bien, para los más detallistas hay que señalar que notarán un pequeño bulto en uno de los lados del terminal al llevarla instalado que si bien no afecta en general, puede hacer que algunas fundas rígidas no encajen del todo bien en el dispositivo. Por otra parte, se indica por parte de los creadores de este producto que puede intereferir en el NFC y, de hecho, quien lo ha probado afirma que no es que interfiera, es que se pierde totalmente esta conectividad.

Normas