Las aportaciones netas crecieron en 1.200 millones durante 2014

La aportación a pensiones privadas se multiplicó por cinco en 2014

La aportación a pensiones privadas se multiplicó por cinco en 2014

Los planes de pensiones recobran su vigor. Esta fórmula de previsión social complementaria cerró el ejercicio 2014 rozando por primera vez en la historia los 100.000 millones de euros bajo gestión (en concreto, 99.285 millones de euros), tras registrar un crecimiento del 7,1%.

La aportación a pensiones privadas se multiplicó por cinco en 2014

Aunque parte del buen momento de este tipo de productos se debe a la revalorización de activos, el tirón también se explica porque los particulares han vuelto han confiar en esta fórmula. Las aportaciones netas a planes de pensiones individuales (que descuentan el dinero que ha salido por prestaciones) registró un crecimiento el año pasado de 1.198 millones de euros, frente a los 509 millones del ejercicio anterior.

Mayor peso de la renta variable

M. M. M.

Una de las claves del fuerte crecimiento en la contratación de planes de pensiones está en los buenos datos de rentabilidad. El pasado ejercicio, los fondos de pensiones obtuvieron un rendimiento medio del 6,92%, debido especialmente al rally registrado por los activos de renta fija. Este importante aumento se suma al registrado en 2013, cuando la revalorización media de este tipo de productos fue del 8,36%. Este buen rendimiento, después del duro periodo 2010-2012, han hecho que muchos partícipes recobraran la confianza en los planes de pensiones. Tras esta época dorada de los productos de previsión, ahora llega una fase con mayores incertidumbres. “La fiesta de la renta fija ha terminado”, explica Wolfgang Kania, responsable de planes de pensiones de Deutsche Bank en España. “Las rentabilidades que ha habido en los últimos años no volverán: los cupones serán más bajos y los precios ya se han corregido. Nosotros recomendamos a los inversores que, dadas las bajas perspectivas de los mercados monetarios y de renta fija, deben aumentar su exposición al riesgo y posicionarse en planes que tienen parte de sus activos en Bolsa. Las perspectivas de la renta variable europea son bastantes buena. Creemos que recuperará terreno respecto a Estados unidos. En los últimos años ha sido bueno estar en renta fija, pero ahora llega el momento de arriesgar e invertir algo en Bolsa”. Respecto a la proporción que el plan escogido tiene en renta variable, dependerá mucho de la aversión al riesgo del inversor y también de su edad. Un trabajador de 35 o 40 años tiene mucho margen para lograr rendimientos y puede permitirse asumir pérdidas temporales.

Teniendo en cuenta el conjunto de planes de pensiones (tanto los individuales como los planes de pensiones de empleo y los planes de pensiones asociados), en 2014 el sistema recibió un incremento de las aportaciones netas de 1.161 millones de euros, lo que supuso multiplicar por cinco los 233 millones de avance de 2013.

Hay varios factores que han contribuido al crecimiento de este producto, según explican los expertos. “Por una parte, la mejora de la situación económica ha permitido a la gente tener mayor capacidad de ahorro; por otra, las rentabilidades de los planes han sido bastante positivas durante los últimos años, lo que ha animado la contratación y, además, como se a partir de 2015 se reducen los máximos de aportación con deducción fiscal [de 10.000 a 8.000 euros anuales], ha habido clientes que han adelantado aportaciones”, explica Juan Fernández Palacios, consejero delegado de Mapfre Vida.

Además de las causas mencionadas, los especialistas del sector coinciden en que cada vez hay una mayor concienciación en España hacia la necesidad de ahorrar para completar la jubilación. “La gente ve que hay que hacer algo para completar la pensión pública, porque cada vez parece más difícil mantener los actuales niveles de cobertura, dado el constante aumento de la esperanza de vida”, apunta Wolfgang Kania, responsable de planes de pensiones de Deutsche Bank.

En el banco alemán, el ritmo de crecimiento de la contratación de planes de pensiones ha superado el 20%, superando con creces al mercado. También es el caso del grupo Ibercaja. “Las aportaciones a planes de pensiones individuales han crecido sensiblemente un 20,18% frente al 2,93% del año anterior, siendo la primera vez desde la reforma del IRPF de 2006 [que penalizó el rescate de pensiones privadas], apuntan fuentes de la entidad.

Entre las entidades que más ha aprovechado el tirón de los planes de pensiones destaca VidaCaixa, del grupo La Caixa, que registró un incremento de 507 millones de euros en las aportaciones netas. Le siguen BBVA Pensiones, con 255 millones y Renta 4 Pensiones con 120 millones.

El número de partícipes crece por primera vez en cuatro años

M. M. M.

El número de cuentas de partícipes de planes de pensiones se situó al cierre de 2014 al borde los 10 millones (9.934.519), tras registrar un incremento de 56.363 partícipes. Es la primera vez desde hace cuatro años que el número de inversores en planes de pensiones registra un incremento. La patronal del sector, Inverco, calcula que el número de personas que son propietarias de una participación en un plan de pensiones ronda los ocho millones, al existir partícipes con más de un plan.La principal explicación para este crecimiento está en los planes de empleo (aquellos promovidos por grandes empresas y administraciones públicas, para un conjunto de sus trabajadores). Estos registraron un aumento en 2014 de 56.300 personas, hasta 2,04 millones. Mientras, en los planes de pensiones individuales, el número de partícipes permaneció el pasado ejercicio muy estable: se redujo un 0,04%, hasta 7,82 millones de personas. Desde el sector de la gestión de activos se ha pedido en repetidas ocasiones al Gobierno que impulse iniciativas que permitan que los planes de empleo se extiendan a empresas de tamaño mediano y pequeño, como complemento salarial, pero este tipo de reivindicaciones no se han transformado en medidas concretas. También se ha demandado recuperar el proyecto de enviar a los mayores de 50 años una carta con una estimación de cuál será la pensión pública que van a cobrar cuando se jubilen. Esta iniciativa se había anunciado para 2014, pero se aplazó indefinidamente.