BBVA lidera el ranking de 2014 en préstamos sindicados

Liquidez, mejores márgenes y aumento de plazos

Un mercado favorable a los prestatarios ha permitido una refinanciación atractiva

Liquidez, mejores márgenes y aumento de plazos Ampliar foto

El mercado de préstamos ha recuperado en 2014 la actividad previa a la crisis, con un crecimiento en torno al 20%, una mejora importante de los márgenes de las compañías y un incremento de los plazos. BBVA lidera el ranking, destacando el préstamo de 4.800 millones de dólares (3.800 millones de euros) a Grifols, seguido de Santander y Crédit Agricole.

Una de las operaciones que marcó el cambio de tendencia fue la refinanciación de Colonial a principio de año por un importe de 1.040 millones de euros, apunta Javier Álvarez-Rendueles, de Crédit Agricole: “Esta operación mostró la vuelta de inversores internacionales y domésticos al mercado inmobiliario español, a la que siguieron importantes operaciones de financiación al sector, incluidas las de las Socimi”.

José Antonio de Tomás, responsable de financial solutions & advisory Iberia de Santander, resalta que la evolución positiva se ha debido a operaciones aseguradas para financiar adquisiciones. “Esperamos que esa tendencia llegue en 2015 a las compañías españolas, que, tras muchos años de reducción de deuda y desinversiones, están listas para volver a realizar inversiones o adquisiciones”.

"Las compañías han obtenido mejores condiciones en plazo, precio y estructura”

Ignacio Badiola, CaixaBank

Carlos Soriano, responsable de préstamos sindicados de Société Générale, destaca que, por primera vez desde 2008, la liquidez proporcionada por entidades extranjeras ha llegado a representar más del 60% del total del mercado de préstamos sindicados en España.

Ignacio Badiola, director de instituciones y financiaciones estructuradas de CaixaBank resalta que este año los club deals seguirán siendo el formato predominante. “No obstante, durante el ejercicio 2014 hemos visto cómo los aseguramientos retornaban al mercado, fruto de la reactivación de las adquisiciones y de operaciones apalancadas. Los club deals seguirán siendo formato predominante en el mercado de préstamos, aunque han vuelto los aseguramientos”.

Barclays habla de un mercado favorable a los prestatarios que ha permitido a muchas empresas refinanciar su deuda en condiciones más atractivas. “Creemos que esto continuará, acentuado por las inyecciones de liquidez del BCE. En 2015 habrá mayor volumen de compras que restará protagonismo a la refinanciación”.

Ingrid Cijsouw, responsable de mercado de préstamos de RBS para Europa, subraya que la crisis periférica que golpeó a España en el periodo 2011-2013 está casi superada. “Esto se refleja en las refinanciaciones que se prevén lanzar en el primer trimestre, con condiciones casi en línea con las europeas. Sin embargo, este escenario de estabilidad es aún frágil y cualquier turbulencia geopolítica o macroeconómica puede tener un efecto contagio inmediato y aparecer las incertidumbres”.

"Veremos nuevas operaciones, refinanciones de deuda y reestructuraciones”

David Noguera, Banco Sabadell

Salvo algún momento de inestabilidad que provoque tensionamiento en los precios, HSBC espera que sigan la liquidez y el interés de los bancos por prestar y, por tanto, los clientes tendrán acceso a financiación en buenas condiciones. “En 2014 hemos visto a clientes analizar operaciones de mercado de capitales, tipo high

yield, que finalmente y dadas las mejores condiciones en el mercado bancario tradicional, han cerrado estructuras tipo préstamo sindicado o club deal. Ahora, las condiciones son óptimas para las empresas que quieran levantar financiación. La inyección de liquidez del BCE garantiza que seguirán así en los próximos años, al menos para la mediana/gran empresa”.

Banca March estima que 2015 será un ejercicio de continuidad de la tendencia en 2014: “Se mantendrán los plazos largos, de cinco o seis años, con estructura, si bien amortizable, con más vida media, apalancamientos crecientes y condiciones económicas más competitivas si cabe. Al mismo tiempo, se anticipa la vuelta, de manera más estandarizada, de los aseguramientos ligados a operaciones de M&A”.

Por su parte, Bankia resalta que aprovechando la refinanciación, cada vez más compañías piden dinero nuevo tras el desapalancamiento de los últimos años, “lo cual puede ser un síntoma de recuperación de la inversión y de la demanda de préstamos”.

Más alegría en 2015

Volatilidad

BBVA prevé un ejercicio positivo para el crédito, con mayores volúmenes de emisión frente a los últimos años. También pronostica el acceso de nuevos emisores en la escala inferior de ratings y la extensión de plazos, debido a los bajos tipos de interés. Sin embargo, “prevemos episodios de volatilidad ligados al escenario macro europeo y a factores geopolíticos, por lo que habrá mayor concentración de emisiones en la primera parte del año”.

Competencia

Salvo cambios macro inesperados, Banco Popular cree que este año aumentará el ánimo inversor y que se generará un buen número de operaciones nuevas. “Esperamos una fuerte competencia y tipos de interés y comisiones muy favorables a los acreditados, si bien no prevemos importantes descensos tras la bajada registrada en el último cuatrimestre de 2014”. Este año destacarán las operaciones ligadas a la actividad de M&A, según Société Générale.

Operaciones estrella

Para Richard Basham, de Citi, los precios en España, con una ligera prima sobre Europa del Norte, debería impulsar a las compañías a contemplar la posibilidad de refinanciaciones tempranas. “También esperamos un incremento de adquisiciones por parte de empresas no apalancadas”. Desde Commerzbank, Jorge de Sedano dice que las operaciones estrella estarán ligadas a M&A. “Y las de amend & extend, con precios, plazos y estructura inimaginables hace un año”.

‘Club deals’

Los club deals seguirán siendo una forma eficiente de completar las transacciones, al tiempo que se limitará el tamaño de la sindicación únicamente a los bancos principales, apunta José Muro-Lara, responsable de cobertura de clientes de ING.

En Banco Sabadell se espera que, dada la tendencia a la baja de precios y liquidez, las empresas pedirán a sus bancos ajustar a mercado los precios de las operaciones a cambio de extensión de plazos y una comisión.