Líderes en préstamos: BBVA, Santander y Crédit Agricole

Más crédito al calor de más fusiones y adquisiciones

BBVA cree que aumentará la demanda para financiar operaciones de M&A

De pie: F. Mena, M. Peña, P. Ramírez, P. Arsuaga, E. López, P. González, B. Martínez, J.-F. Guicheteau, J. Lirón, R. Ruiz, M. Castillo y C. Fernández. Sentados: C. Milans, S. de Pablo, M.ª L. Campo e I. Sogo. Ver fotogalería
De pie: F. Mena, M. Peña, P. Ramírez, P. Arsuaga, E. López, P. González, B. Martínez, J.-F. Guicheteau, J. Lirón, R. Ruiz, M. Castillo y C. Fernández. Sentados: C. Milans, S. de Pablo, M.ª L. Campo e I. Sogo.

Tras años de incertidumbre y grifos cerrados, todo parece indicar que 2015 volverá a registrar una renovada actividad crediticia. Así al menos lo consideran los expertos de BBVA, entidad que volvió a ser la que más prestó en 2014, según el ranking de Thomson Reuters.

Según el equipo de préstamos sindicados del banco, el retorno de la liquidez al mercado, tanto español como europeo, fue una de las claves del pasado ejercicio, en el que la mayoría de las operaciones “fueron refinanciaciones corrientes de deuda, aunque ya se están empezando a ver operaciones de dinero nuevo para la financiación de adquisiciones o capex”, y ponen como ejemplo los casos de Grifols, con un préstamo sindicado de 5.800 millones de dólares; el de Cepsa, por valor de 1.500 millones de euros, o los préstamos a Telefónica (3.000 millones), Iberdrola (2.000) o Mapfre (1.000 millones).

Para 2015, BBVA espera un panorama “mucho más despejado”, al haberse disipado las incertidumbres que rodeaban a la liquidez y también porque los bancos han ido recuperando competitividad en precios y plazos, y anticipan que “va a haber más recurrencia al mercado de bonos en los plazos más largos y vamos a ir viendo algunas operaciones de direct lending que servirán de complemento a la deuda sénior bancaria”.

La mayor actividad empresarial que se prevé para 2015 en forma de fusiones y adquisiciones también tendrá su incidencia. Como explican los expertos de BBVA, “los inversores financieros y las sociedades de capital riesgo están movilizando nuevos fondos, lo que unido a las perspectivas de recuperación de la economía, a la liquidez bancaria y al bajo nivel de los tipos de referencia supondrá un incremento de la actividad de M&A”.

Itziar Letamendi, Asier González, Ignacio Verdes, Pablo Trueba, José Antonio de Tomás, Jorge Lozano, Silvia Ramírez, Julio Ruiz de Alda y Antonio García Méndez.
Itziar Letamendi, Asier González, Ignacio Verdes, Pablo Trueba, José Antonio de Tomás, Jorge Lozano, Silvia Ramírez, Julio Ruiz de Alda y Antonio García Méndez.

Desde la entidad valoran positivamente iniciativas como el plan Juncker, que movilizará 350.000 millones en Europa, y creen que a plazos largos las empresas buscarán financiación en el mercado de bonos.

Santander: el momento idóneopara retomar inversiones

Santander baja un puesto y cierra 2014 como la segunda entidad más activa en la concesión de préstamos. José Antonio de Tomás, responsable de Financial Solutions & Advisory Iberia de la entidad, espera que en 2015 “el mercado continúe subiendo, si bien el volumen de refinanciaciones irá disminuyendo y aumentará el volumen de financiaciones de adquisición y de nuevas inversiones”. En 2014 el mercado de préstamos creció un 20%, alcanzando el mismo nivel que en el año 2008.

En este sentido, las operaciones de fusiones y adquisiciones serán las protagonistas, “principalmente a través de aquellas compañías que en los últimos años han reducido significativamente su deuda y se encuentran o bien con niveles muy bajos de apalancamiento o con una fuerte posición de caja”.

Además, las inyecciones de liquidez llevadas a cabo por el Banco Central Europeo y la fuerte bajada de la prima de riesgo han incrementado la competencia de forma notable entre entidades, tanto nacionales como internacionales, que, según De Tomás, “quieren invertir y crecer en España reduciendo de forma significativa los márgenes de las operaciones”. Por ello, para el experto de Santander es “el momento idóneo para que muchas compañías retomen inversiones que pudieron quedar paralizadas durante los últimos años o incluso realicen adquisiciones estratégicas”.

Este apetito inversor de bancos y empresas provocarán el retorno de los aseguramientos ligados a operaciones de adquisición, mientras que la sindicación seguirá la tendencia de 2014, es decir, operaciones no aseguradas de refinanciación de deuda y encaminadas a disminuir márgenes y alargar plazos, algo a lo que ayudará la significativa reducción de las primas que pagan las compañías españolas.

Para 2014, José Antonio de Tomás espera que el interés inversor de los fondos por empresas españolas reactive el mercado de LBO:comprar una empresa con deuda y cargársela a la propia empresa adquirida.

Crédit Agrigole: la influencia de un año electoral

De pie: C. Ballesteros, P. Maudes, G. Bergareche y A. García. Sentados:I. Sánchez y J. Álvarez-Rendueles.
De pie: C. Ballesteros, P. Maudes, G. Bergareche y A. García. Sentados:I. Sánchez y J. Álvarez-Rendueles.

Este 2015 está trufado de citas electorales, tanto municipales como autonómicas y, con mucha probabilidad, generales en el último trimestre del año. Un factor que Javier Álvarez Rendueles, director de préstamos sindicados de Crédit Agricole para España y Portugal, tiene en cuenta de cara a hacer sus previsiones para el año: “Al ser un año electoral, y con resultado incierto en estos momentos, los prestatarios anticiparán las operaciones para evitar las posibles consecuencias de las elecciones”.

Respecto al ejercicio pasado, el experto destaca cómo el mercado español de préstamos “ha recuperado la actividad de los años anteriores a la crisis, con una mejora importante de los márgenes de las compañías y un incremento en los plazos”. Esto, unido a la mejora de la prima de riesgo española y de los indicadores macroeconómicos, ha provocado que los márgenes se redujeran “hasta niveles cercanos a los europeos”.

Para Álvarez Rendueles, Europa goza de niveles muy competitivos de financiación, pero no descarta una ampliación de diferenciales “debido a la desaceleración de algunos países”.

El mercado de préstamos corporativos e inmobiliarios ha destacado por una mayor actividad, en contraposición al mercado de financiación de proyectos que, según el directivo, “se ha visto mermado por la reducción de inversión del Estado”. Una de las operaciones que más importancia tuvo durante el pasado año fue la refinanciación de Inmobiliaria Colonial, por importe de 1.040 millones de euros:“Esta operación mostró la vuelta de inversores internacionales y domésticos al mercado inmobiliario español. A este movimiento le siguieron importantes operaciones de financiación inmobiliaria, incluidas las de las Socimi”.

Las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo han sido el principal factor para la mayor disponibilidad de fondos que prestar, algo que para Álvarez Rendueles “produce una sobresuscripción en la mayoría de operaciones”. Considera que, como consecuencia de esa mayor liquidez, los márgenes continuarán resintiéndose, “si bien no creemos que se produzca un aumento del volumen, ya que las compañías siguen en proceso de desapalancamiento”.