Entrevista con Santiago Martín, director general de Axesor

“Haremos una oferta muy competitiva por Cesce”

Santiago Martín, director general de Axesor.
Santiago Martín, director general de Axesor.

Axesor fue fundada hace 19 años como una compañía que suministraba información empresarial obtenida en registros oficiales. Durante la última década esta firma, con sede en Granada, ha ampliado su horizonte para posicionarse como un proveedor de servicios de gestión integral del riesgo. Además, en 2012 logró la autorización para convertirse en agencia de calificación crediticia, la primera de capital español. El nuevo paso que quiere dar es comprar la participación que tiene el Estado en la aseguradora Cesce, lo que también le permitiría dar el salto internacional.

Pregunta. ¿Por qué Axesor está interesada en entrar en el capital de Cesce?
Respuesta. Llevamos años trabajando con empresas de seguro de crédito, como Cesce, ayudándoles en la evaluación de las operaciones comerciales que aseguran. Creemos que podemos aportar mucho. La suma del equipo directivo actual, que nos da mucha confianza, más lo que nosotros aportemos puede dar lugar a un equipo ganador.

P. ¿Qué ventajas tienen frente a otros interesados?
R. Somos una empresa española, con accionistas españoles, con lo cual no tenemos ningún conflicto de interés como pueden tener otras empresas. Por otro lado, siempre hemos sido muy cercanos a la comunidad exportadora, y conocemos sus necesidades. Por otra parte, tenemos muy clara la separación del seguro de crédito por cuenta del Estado del seguro de crédito por cuenta propia. Además, para nosotros es muy importante la implantación internacional de Cesce.

P. ¿Axesor puede afrontar la compra con recursos propios?
R. Afortunadamente nuestros accionistas apuestan decididamente por la empresa y tienen recursos suficientes para encarar la operación, lo que nos da la seguridad de que podemos hacer una oferta muy competitiva, con cargo a los recursos de los accionistas.

P. Para Axesor supondría un importante salto de tamaño...
R. Sí, para nosotros conllevaría más que duplicar nuestro volumen de negocio.

P. ¿Cómo han cerrado el ejercicio 2014?
R. Ha sido un año de crecimiento, después de varios años de sufrimiento por la reducción de las operaciones comerciales y el número de empresas. Hemos facturado más de 20 millones de euros, aumentando las cifras del ejercicio anterior, aunque aún no tenemos los datos exactos. Este avance se explica porque los clientes están aceptando nuestra visión de gestión integral del riesgo de crédito y, además, por el buen tono macroeconómico, que ha reducido el ritmo de destrucción de empresas.

P. ¿Cuánto pesa la división de gestión de riesgos?
R. Alrededor del 60% de nuestro negocio proviene de esta línea de actividad. El resto se reparte en los ingresos por nuestra actividad como agencia de calificación crediticia, la división que ofrece soluciones de inteligencia de mercado y la pata de servicios de valor añadido, que ofrece asesoramientos específicos como el que prestamos a Sareb [la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria].

P. ¿Asesoran también en la compraventa de carteras de créditos impagados?
R. Sí, especialmente cuando se tratan de créditos empresariales y créditos inmobiliarios. Tratamos de calcular cuál es la probabilidad de recobro.

P. ¿Han apreciado una reactivación de la actividad empresarial?
R. Una de nuestras fuentes son las consultas que realizan nuestros más de 50.000 clientes, que están creciendo, y que indican un aumento de la actividad económica. Además, durante el pasado ejercicio se redujo el número de concurso de acreedores en España un 26%. También medimos la probabilidad de quiebra empresarial, que ha descendido un 22% en el último año.

P. ¿Está funcionando el nuevo mercado de renta fija alternativa, el MARF?
R. Este mercado aún está despegando, pero creemos que tiene un gran potencial. Desde su creación ha habido siete emisiones de deuda, siete de pagarés y una de titulizaciones, pero el volumen agregado aún sigue siendo pequeño, de algo más de 500 millones de euros.

P. Por qué sería conveniente que se desarrollase?
R. Durante esta crisis hemos visto cómo a Estados Unidos le ha ido bastante mejor que Europa gracias, en parte, a que allí las empresas no dependen tanto de la financiación bancaria. Aquí, un 20% de las empresas en quiebra han desaparecido por falta de liquidez. Los bancos tenían falta de solvencia, y no podían prestar lo suficiente, lo que ha afectado mucho al tejido productivo.

P. ¿Deberían adoptarse medidas para potenciarlo?
R. Somos conscientes de que el Gobierno quiere impulsar esta plataforma, puesto que supone una estupenda vía de financiación para empresas pequeñas y medianas. Es importante que gane tamaño y visibilidad, que las pymes no sientan que una inversión en el MARF es una aventura, sino una oportunidad.

P. ¿Cómo se podrían fomentar estas emisiones?
R. Un buen ejemplo es Italia y su mercado Extramot Pro, muy similar al MARF. Allí ha habido 90 emisiones por un volumen conjunto de 4.500 millones de euros. Las claves para su desarrollo han sido tres: una apuesta muy grande por la comunicación, con jornadas formativas para pymes; un rango del volumen de emisiones más amplio, de dos a 500 millones de euros; y, por último, incentivos fiscales del Gobierno italiano tanto para las empresas que emiten bonos como para los inversores que los compran.