González ha mantenido un encuentro con una delegación de empresarios chinos

Una delegación del grupo Wanda se reunirá con Botella

El magnate y propietario del gigantesco conglomerado empresarial Wanda, Wang Jianlin.
El magnate y propietario del gigantesco conglomerado empresarial Wanda, Wang Jianlin. EFE

Una delegación del grupo empresarial Wanda, propiedad del magnate chino Wang Jianlin, se reunirá mañana con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para abordar su proyecto para la zona de Campamento, un terreno de más de 200 hectáreas al suroeste de la ciudad donde prevé invertir 3.000 millones de euros.

El encuentro de los representantes del grupo Wanda con la alcaldesa de Madrid se producirá después de que una delegación de empresarios chinos, encabezada por su director general, Zhu Huan, se haya reunido a primera hora de hoy en la Real Casa de Correos con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, para abordar ese proyecto.

Junto a Zhu Huan han estado presentes en la reunión con González un equipo de siete u ocho personas, entre ellos arquitectos y asesores del empresario, además de un traductor.

Como ocurrirá mañana con toda probabilidad en el Ayuntamiento, en el encuentro en la sede de la Presidencia madrileña han estado presentes los responsables de las áreas relacionadas con este tipo de proyectos, en concreto los consejeros de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria; de Economía, Enrique Ossorio; y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola.

Wang Jianlin, dueño del grupo Wanda, anunció hace unos días su voluntad de invertir 3.000 millones de euros en un gran complejo de ocio y viviendas en la zona de Campamento, al suroeste de la capital, en terrenos que pertenecen al Ministerio de Defensa.

Con esta visita se busca avanzar en las negociaciones con el Gobierno español y con el Ayuntamiento de Madrid para concretar el proyecto, que, según dijo el consistorio madrileño, hace unos días, no altera en principio las condiciones urbanísticas de la zona, por lo que la Comunidad de Madrid no tiene ninguna competencia y se limitará a “acompañar” en las conversaciones y tratar de allanar el camino.

González dijo la pasada semana que estaba decidido a dar “todas las facilidades del mundo” a esta inversión, una “oportunidad de crecimiento del empleo” que no quiere “dejar pasar” en la comunidad madrileña, dijo.

El magnate chino ya compró hace unos meses en Madrid el Edificio España, en la céntrica plaza de España, para construir viviendas, comercios y un hotel de lujo, y hace unos días materializó la compra del 20 % del equipo de fútbol Atlético de Madrid mediante una ampliación de capital de 45 millones de euros.