El volumen de ingreso por primas roza los 4.000 millones

Mutua Madrileña cuadriplica el número de clientes durante la crisis

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Mutua Madrileña ha vivido una transformación radical durante los años de crisis económica y financiera. Entre 2008 y 2014 ha pasado de ser una aseguradora regional centrada en el monocultivo del seguro de coche, a convertirse en una compañía con presencia en toda España y una variada cartera de productos.

El hito definitivo de esta mutación lo dio en 2011, cuando alcanzó un acuerdo con La Caixa para comprar –por 1.075 millones de euros– el 51% de Segurcaixa Adeslas, líder del sector de seguros de salud en España.

Este convenio también convirtió a Mutua Madrileña en el socio de referencia de La Caixa para todos aquellos ramos no vinculados con los seguros de vida, lo que le ha aportado un gran potencial de crecimiento, gracias a la tupida red de oficinas bancarias de la entidad catalana, la más extensa del sistema financiero español.

Un futuro internacional e inversor

M. M. M.

Aunque Mutua Madrileña ha rediseñado de arriba a abajo su perfil corporativo durante los últimos seis años, la compañía sigue embarcada en importantes proyectos. Con una sólida base patrimonial (cifrada en más de 6.221 millones de euros), basada en inversiones inmobiliarias en los mejores edificios de oficinas del Paseo de la Castellana de Madrid, la aseguradora quiere embarcarse en un proceso de internacionalización, así como en la potenciación de su división de gestión de activos.

En el primer aspecto, Mutua lleva casi dos años buscando la oportunidad de dar el salto internacional y comprar una compañía de seguros en Latinoamérica. La entidad ha analizado aseguradoras en Colombia, México y perú, pero no ha llegado a encontrar una opción que le haya convencido.

En el segundo aspecto, Mutuactivos, la filial que gestiona el patrimonio financiero del grupo, ha crecido con fuerza en fondos de inversión y planes de pensiones, y quiere convertirse en uno de los grandes jugadores españoles del ramo.

En términos de negocio, la compañía presidida por Ignacio Garralda ha logrado multiplicar sus ingresos por tres desde 2008 al pasar de los 1.300 millones de euros a alcanzar los 3.900 millones de euros, de acuerdo con datos provisionales de cierre de 2014.

Junto con el evidente salto de tamaño, la entidad ha aumentado significativamente su diversificación geográfica, de canales de venta y productos.

El reequilibrio de la cartera ha llevado al seguro de autos a reducir su peso del 80% en 2008 a cerca de un 32%. En este segmento, el grupo ha incrementado en el periodo su cuota de mercado desde el 9,09% hasta el 12,30%. Su cartera en este ramo ha crecido desde las 1,8 millones de pólizas de 2009, hasta superar los 2,4 millones en 2014.


Impulso al comprar Adeslas

La integración de Segurcaixa Adeslas supuso un fuerte aumento del peso de los seguros de salud entre los negocios del grupo, hasta llegar a representar cerca del 50% del total. Antes de esta operación corporativa Mutua Madrileña tenía con una cuota de mercado en seguros de salud del 2,70% (año 2009), frente al 27,7% de cierre del tercer trimestre de 2014.

Adeslas aportó más de cuatro millones de clientes, tras integrarse en el negocio de salud de Mutua, que hasta entonces era encabezada por Aresa, que a su vez había sido adquirida en 2005.
Además de seguros de salud y de coches, Mutua Madrileña también comercializa pólizas de hogar (que ya representan cerca del 10% de su cartera); seguros de, vida (5%), accidentes (2,8%) y decesos (2,2%).

Durante los últimos seis años, el grupo Mutua ha pasado de ocupar el decimotercer puesto del ranking total por grupos aseguradores (vida y no vida) a alzarse con el tercer puesto en la actualidad.

En el caso de los seguros generales (no vida), los ingresos se han más que triplicado y al pasar de los 1.068 millones de euros a superar los 3.600. En este segmento, el grupo ha triplicado su cuota de mercado, que ha pasado del 3,95% de 2008 al 12,84% a cierre del tercer trimestre de 2014. Ocupa el segundo lugar de la clasificación por grupos, frente a la octava posición de 2009.