La teleco recibe el interés de la asiática Hutchison Whampoa, de Sky y de TalkTalk

Telefónica analiza opciones con O2 para hacer frente a la amenaza de BT

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica. WireImage

Telefónica sigue buscando alternativas para su filial británica O2, una vez que BT optó en diciembre pasado por llegar a un acuerdo para comprar Everything Everywhere (EE). Telefónica ha recibido el interés para una posible compra del grupo asiático Hutchison Whampoa, controlado por el magnate Li Ka y rival de O2 a través de su filial Three. La operación rondaría los 12.000 millones de euros, lo que supondría la mayor desinversión de la historia de la compañía. Ahora bien, la teleco española maneja más alternativas para su filial.

Según señalan fuentes del mercado, Telefónica también ha recibido el interés empresa de banda ancha fija como Sky o TalkTalk. Unas empresas que, al igual que O2, quieren reposicionarse ante el endurecimiento de la competencia, una vez que BT cierre la compra de EE, filial de Deutsche Telekom y Orange, y lance ofertas convergentes fijo-movil con nuevos descuentos.

Estas fuentes no descartan posibles acuerdos de integración entre O2 y alguna de estas operadoras a través de acuerdos con intercambio de acciones. “Telefónica no tendría que hacer fuertes desembolsos. Cedería parte del capital de su filial a los accionistas de estas operadoras, o bien entraría en el capital de alguna de estas telecos. en función de los acuerdos”, explican estas fuentes, que recuerdan que la compañía española manejó en diciembre pasado la opción de quedarse con una parte del capital de BT a cambio de la venta de O2.

De igual forma, Telefónica no descarta colocar en Bolsa O2, si finalmente no hubiera acuerdo para la venta de la filial. La compañía española repetiría un movimiento similar al protagonizado en Alemania, donde colocó un 23% del capital de su filial en el país teutón.

Lo cierto es que la reconfiguración del mercado británico está abierta y los analistas no descartan que las operaciones corporativas puedan extenderse también a Vodafone. En diciembre pasado, el mercado especuló con una gran alianza entre la teleco británica y Liberty Media, incluyendo la posible fusión.

Ni Telefónica ni ninguna de las empresas afectadas ha querido hacer comentarios sobre posibles movimientos.

En cualquier caso, los posibles movimientos de Telefónica provocaron la sacudida en los mercados financieros. Las acciones de Telefónica, que llegaron a subir este lunes cerca de un 3%, cerraron la sesión con una subida del 2,34% hasta 12,22 euros.

En este sentido, en el mercado se ha reabierto el debate sobre el futuro de Telefónica en Reino Unido. En caso de venta de O2, según fuentes del mercado, la mejor alternativa para Telefónica será recibir dinero en efectivo. Así, la operadora española reduciría su deuda desde los 42.861 millones actuales, que suponen un ratio de deuda neta frente a Ebitda de 2,54 veces, al entorno de los 32.000 millones, con un apalancamiento de 2,1 veces.

“Telefónica aliviaría de forma definitiva la presión financiera que pesa sobre ella y ganaría flexibilidad financiera para afrontar procesos en otros mercados estratégicos como Brasil”, dicen fuentes del mercado. Entre ellos destacaría la posible compra de parte de los activos de TIM Brasil, filial de Telecom Italia, que se unirían a GVT, todavía en proceso de adquisición.

Además, evitaría la presión de las agencias de calificación, que están pendientes de cualquier desviación de Telefónica en el cumplimiento de sus objetivos de deuda. Telefónica tiene un rating de Baa2 en su deuda a largo plazo con perspectiva negativa con Moody’s, y de BBB con perspectiva estable, con Standard & Poor’s.

La teleco española, no obstante, ha insistido en los últimos tiempos en que no tiene necesidad imperiosa de reducir deuda por lo que no tiene ninguna prisa en Reino Unido. Telefónica, que presenta sus resultados a final de febrero, ha mantenido el objetivo de situar la deuda a final de 2014 por debajo de 43.000 millones de euros.