Reduce su previsión de ingresos de 45 a 9 millones

NPG defrauda al MAB con una drástica caída de ventas

Enrique Cosío, presidente de NPG, en la salida del grupo al MAB.
Enrique Cosío, presidente de NPG, en la salida del grupo al MAB.

La empresa española NPG Technolgy, dedicada a la fabricación y comercialización de productos de telecomunicaciones, electrónica e informática (televisores, tabletas, DVD) ha reducido drásticamente su previsión de ingresos para el ejercicio 2014.

La compañía empezó a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil el pasado mes de abril asegurando en su información corporativa que preveía ingresar 45,7 millones de euros en 2014. La compañía considera ahora que ingresará 9,3 millones de euros. En el Documento Informativo de Incorporación al MAB (DIM), NPG Technology estimaba para 2015 ingresos por 66,7 millones y de 86,5 millones en 2016. También preveía un Ebitda para 2014 de 4,2 millones; ahora su previsión de Ebitda se queda en 0,8 millones.

La empresa ha informado en un hecho relevante que la razón de la caída de los ingresos se debe al retraso en la salida de las próximas licitaciones de televisiones del Gobierno mexicano, esperadas inicialmente para noviembre de 2014 y pospuestas “como consecuencia de la coyuntura económica”.

NPG preveía ingresar 22 millones de euros en Latinoamérica. Pero la facturación ha quedado en cero euros. En China preveía ingresos por cuatro millones, y ahora prevé 2,2 millones de facturación en el país; en Europa preveía facturar 19 millones, pero ahora considera que ingresará 7 millones. Sus resultados de 2014 todavía no han sido auditados. Fuentes de la empresa han asegurado a este diario que los ingresos previstos para 2014 serán una realidad en 2015.

Las acciones de la compañía tecnológica gallega debutaron el pasado 22 de abril a un precio de 1,36 euros. El primer día su valor en el mercado se revalorizó un 65%. En junio llegó a cotizar por encima de los cinco euros por acción. El lunes cerró a 1,7 euros por título. La compañía tiene un valor de mercado de 20,8 millones.

En su información al MAB, NPG explica que la “no obtención de la primera licitación del Gobierno mexicano en septiembre de 2014 por no tener terminada la fábrica, provocó la paralización del crédito que iba a conceder Cofides por importe de € 1,5 millones para la terminación de la misma, teniendo que aportar NPG recursos propios desde España que estaban inicialmente destinados a productos para la campaña de Navidad”.

NPG cuenta con dos fábricas, una en Madrid y otra en China “convirtiéndose en el primer y único fabricante español de electrónica de consumo con fábrica propia en China”, asegura la empresa. Actualmente está enfocada en el desarrollo de la televisión conectada o Smart TV.