El fenómeno outlet les está haciendo perder atractivo entre los jóvenes

Cómo sacar provecho económico a las rebajas

Cómo sacar provecho económico a las rebajas

Diciembre y enero son los meses de mayor uso de la tarjeta bancaria como medio de pago en España. Este dato pone en relevancia la importancia de las dos campañas comerciales de estos meses, Navidad y rebajas. En plena recuperación del consumo interno, se espera que las de este invierno mejoren los datos de las del 2014 que ya supusieron un breve repunte sobre las anteriores. A pesar de ello, las rebajas van perdiendo algo de fuelle, especialmente entre los más jóvenes. La irrupción con mucha fuerza de nuevos formatos comerciales como los outlets físicos y especialmente online con descuentos todo el año está llevando a que los segmentos de población “más tecnológicos” se decanten por comparar y comprar más barato todo el año antes que esperar a un par de épocas determinadas.

La reacción de algunos comercios es ser más agresivos, utilizar ofertas más llamativas con las que no perder ventas. Estas pueden ser positivas pero también llevar a que compremos productos no necesarios y disparemos el gasto. Por todo ello, seguir una serie de consejos nos ayudará a mantener nuestra economía familiar.

  • Compre exclusivamente lo que necesite. Cualquier compra innecesaria por rebajado que tenga el precio es un gasto añadido. Para ello es recomendable que a partir de nuestro presupuesto estimemos que podemos gastarnos, que vamos a comprar y en la medida de lo posible plasmarlo en una lista.
  • Consultar y comparar precios. Utilizar un tiempo antes de comprar nos puede suponer un ahorro más que importante. Internet nos facilita mucho esta labor en cada vez más productos.
  • Mucho cuidado con el uso que demos a las tarjetas de crédito. Aunque no paguemos en ese momento, si fraccionamos o financiamos la compra nos encontraremos con un coste elevado por intereses. Igualmente detrás de ofertas como fraccionar la compra gratis durante 3 meses nos podemos encontrar en muchas ocasiones con comisiones que hacen que del gratis se pase a un coste importante.
  • Exija siempre saber el precio original. El importe antes de rebajas se debe mostrar de forma obligatoria junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de descuento. Así conocemos el ahorro conseguido y si compensa o no.
  • Si en algún establecimiento tienen condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas, infórmese, ya que deben indicarlo expresamente. Por ejemplo es muy común que las devoluciones en el caso de que existan, no se permitan hacerlas en efectivo y si en vales de compra para usos futuros, téngalo muy en cuenta a la hora de realizar su compra. Igualmente puede que no acepten el pago con tarjeta, o que el plazo de devolución sea mucho más corto.
  • Siempre, conserve el tique de compra o factura, necesaria para cualquier reclamación.
  • Después de una jornada de compra, revise lo gastado y haga un pequeño análisis que le puede ayudar de cara a futuros presupuestos.