Sería la primera gran operación del sector textil y de moda del año

Pepe Jeans, vaqueros de oro

La compañía de moda está controlada por tres de las mayores fortunas de España y Francia.

PAI Partners, primera firma de inversión francesa, está interesada en la operación

Escaparate de una tienda de Pepe Jeans en la calle Fuencarral de Madrid.
Escaparate de una tienda de Pepe Jeans en la calle Fuencarral de Madrid.

La venta de Pepe Jeans puede ser la primera gran operación del sector textil y de moda y del capital riesgo del año en España. Algunas de las mayores fortunas españolas y francesas se dan cita en la operación, valorada en unos 800 millones de euros. Las sociedades de inversión Torreal (familia Abelló), Corporación Financiera Alba (familia March), y L Capital (familia Arnault, grupo LVMH), buscan la salida más ventajosa del grupo. La primera firma de inversión francesa, PAI Partners, quiere hacerse con una compañía que factura más de 515 millones de euros al año. Fondos de Oriente Medio también han mostrado interés en la operación, según han publicado diversos medios.

Vendedores

Torreal, de la familia Abelló, es el mayor accionista de Pepe Jeans con el 31% del capital (le siguen el equipo directivo, con el 30%; Artá Capital, de Corporación Financiera Alba, con el 16%; y L Capital, con el 12%). La sociedad de inversión se hizo con la participación en el grupo de moda, en cuyo consejo de administración cuenta con tres puestos, en el año 2005.

De acuerdo a las últimas cuentas depositadas en Registro Mercantil por Torreal, del año 2013, firmadas en junio de 2014, la sociedad presidida por Juan Abelló cuenta con patrimonio neto por valor de 1.249,4 millones de euros. Ese año registró un beneficio de 16,4 millones, frente a pérdidas en 2012 de 64,6 millones de euros.

Algo más del 16% de las acciones del grupo de moda, que suma las enseñas de Pepe Jeans London, Hackett y que comercializa en España y Portugal Tommy Hilfiger, son de la familia March. Corporación Financiera Alba participa en la compañía a través de su vehículo de inversión en empresas no cotizadas, Artá Capital, desde 2010.

Este fondo de capital riesgo tiene presencia en el accionariado de otras empresas como Flex, Mercalux o Panasa, entre otros. Según la página web de la firma acumula una inversión de 400 millones de euros de los que el 75% procede directamente de los March. El fondo está dirigido por Ramón Tarné, antiguo socio de Mercapital.

La segunda mayor fortuna francesa, la familia Arnault, con una participación de más del 12% en Pepe Jeans, que acumula una fortuna de 33.400 millones de euros, según Forbes solo superada en el país galo por los Bettencourt, es propietario de LVMH, con marcas como Louis Vuiton, Loewe o Moet Chandon. Parte de las inversiones de Arnault se efectúa a través L Capital, un fondo de capital riesgo que suma una inversión de 1.000 millones de euros.

L Capital cuenta con una oficina en Madrid, dirigida por Julio Babecki. Si vendiera su participación en Pepe Jeans, la sociedad dejaría de tener inversiones en España. En 2006 L Capital se desprendió de su capital de la cadena de jugueterías Imaginarium.

Posibles compradores

La mayor sociedad de capital riesgo de Francia, PAI Partners, se encontraría entre los interesados en entrar en el grupo textil. La firma de inversión cuenta con activos bajo gestión valorados en 7.900 millones de euros. Desde 1994 ha llevado a cabo adquisiciones por valor de 38.700 millones de euros.

PAI Partners cuenta con oficina en Madrid, dirigida por Ricardo de Serdio. La sociedad ultima el cierre de un nuevo fondo de inversión europeo dotado con más de 3.000 millones de euros, el mismo que emplearía en la compra de Pepe Jeans. En 2006 la firma participó en la compra del grupo Cortefiel en una operación valorada en 1.500 millones de euros junto con CVC y Permira. En 2001 PAI Partners adquirió, junto con Suala Capital, la empresa de envases murciana Mivisa a la familia propietaria por 213 millones de euros.

Otros fondos extranjeros estarían interesados en la operación. El mes pasado Reuters publicó que la familia real catarí habría participado en el proceso. El fondo libanés M1 Group se encontraría también en la pugna, capitaneado por Taha Mikati la mayor fortuna del país, según Forbes, con 2.800 millones de euros. Este diario ha intentado ponerse en contacto con la compañía, sin éxito.

Fundado en 2007, M1 es heredero de Investcom, compañía de telecomunicaciones nacida en los setenta propiedad de Taha y su hermano Najib, ex primer ministro libanés. La teleco fue vendida por 4.700 millones de euros en 2006. M1 cuenta con inversiones en sectores como el energético, el inmobiliario, la aviación, o la moda. Tiene presencia en EE UU, Francia, Mónaco, Italia o Reino Unido, entre otros mercados.

Sus beneficios subieron un 57% en 2014

El grupo textil afronta la operación con una clara mejora de sus resultados financieros en el último ejercicio. Pepe Jeans alcanzó en el ejercicio 2014 unos beneficios de 47 millones de euros, un crecimiento del 57% respecto a las cuentas de 2013.

La compañía, con domicilio social en Barcelona, mejoró también su facturación, que alcanzó los 515 millones de euros, lo que supuso un incremento del 6% respecto a un año antes. España ya solo supone un 24% de las ventas de la empresa.

La compañía registró el término de su último ejercicio fiscal, finalizado en marzo de 2014, con deuda a corto plazo con entidades financieras de 49 millones de euros. El pasivo corriente con acreedores comerciales asciende a 96,5 millones, de acuerdo a las últimas cuentas, auditadas por la consultora PwC, sin salvedades, presentadas por el grupo en Registro Mercantil.

La compañía cuenta con 2.600 empleados, un centenar más que el año pasado. Más del 80% son contratos fijos.