Define la gestión financiera del Consistorio de la capital como muy sólida

S&P mantiene la calificación de Madrid y Barcelona

Confirma la calificación BBB, igual que la del Reino de España

La agencia elogia la ejecución presupuestaria y la solvencia de ambos ayuntamientos

Sede del Ayuntamienrto de Madrid.
Sede del Ayuntamienrto de Madrid.

La agencia de calificación Standard & Poors acaba de publicar un informe sobre el Ayuntamiento de Madrid en el que le mantiene la calificación a largo plazo al nivel del rating de España (BBB/ Stable/ A-2). En su análisis de la situación financiera del mayor ayuntamiento de España, la agencia explica que ha revisado al alza su valoración del perfil de crédito independiente de Madrid (SACP) hasta 'aa-' desde 'a+', "basado en nuestra visión de una sólida gestión financiera de la ciudad".

En opinión de la agencia, Madrid ha obtenido muy buenos resultados presupuestarios y cuenta con una economía que favorece la solvencia de la ciudad. Además, esa valoración del perfil de crédito independiente también tiene en cuenta los niveles bajos de pasivos contingentes de la ciudad. "Consideramos que Madrid tiene una flexibilidad presupuestaria media y una liquidez adecuada", añade.

El informe también subraya que el Gobierno de la ciudad ha llevado a cabo prácticas presupuestarias prudentes y sus esfuerzos de control han superado de lejos los requisitos que le impuso el Ejecutivo central. "En concreto, la decisión de Madrid de presupuestar los ingresos en términos de caja desde 2013 y de continuar presupuestando los gastos en términos de devengo limitó el gasto y generó superávits mayores a los presupuestados, que Madrid ha utilizado para reducir su deuda", destaca S&P.

Amortización de deuda

Esto es lo que ha contribuido, según la agencia, a obtener un ahorro corriente del 29,2% sobre ingresos corrientes y a un superávit del 23,8% sobre ingresos totales en 2014, en comparación con el 14,6% y el 5,4%, respectivamente, en 2011.

Con el escenario base diseñado por la agencia de calificación, el análisis sostiene que el Consistorio continuará registrando buenos resultados presupuestarios, lo que le permitirá hacer frente a su deuda sin tener que recurrir a nuevo endeudamiento en el horizonte estudiado: 2015-2017.

"Esperamos que los superávits continuos de la ciudad sirvan para reducir su nivel de deuda total hasta situarla por debajo del 90% de los ingresos corrientes consolidados en 2017 (acabó 2014 en el 123% y en 2013, en el 151,4%). Anticipamos que las amortizaciones de deuda anuales disminuirán gradualmente para estabilizarse entre los 425 y los 475 millones al año desde 2017 en adelante", asegura el estudio.

Por último, resalta cómo el PIB per cápita de la región de Madrid es el 130% de la media española, un nivel elevado, pero que la agencia considera que debería ser mayor debido a su condición de capital de España.

Más ingresos en Barcelona

En el caso de Barcelona, la agencia de calificación crediticia mantiene la nota en BBB, equivalente a un aprobado, por el sólido perfil crediticio de la capital catalana.

En un comunicado, esta agencia recuerda que, como en el caso de Madrid, la calificación crediticia de la ciudad es la misma que la del Reino de España, ya que por su dependencia de las transferencias del Gobierno no puede tener una nota superior.

S&P destaca que en los próximos años el Ayuntamiento de Barcelona tendrá aún más capacidad de recaudación y resalta los ingresos extraordinarios obtenidos por la privatización de 26 aparcamientos.