Smart Social Sicav ya cuenta con más de 150 accionistas

Banca March apadrina la primera Sicav surgida de las redes sociales

Banca March apadrina la primera Sicav surgida de las redes sociales

Una red social para inversores, un concurso para encontrar talento entre traders amateur y un compromiso anónimo de poner 100.000 euros encima de la mesa... Estos tres ingredientes son los que han dado lugar a la primera Sicav surgida por la colaboración entre ciudadanos aficionados a la Bolsa y la inversión. Desde que se abrieron las cuentas para aportaciones, un total de 160 personas ha ingresado ya 1,5 millones de euros.

Smart Social Sicav es el nombre elegido por los promotores para un vehículo de inversión que ya ha empezado a recabar los fondos para su constitución definitiva y su registro en la CNMV. El padrino de este fondo es Banca March, una emblemática entidad financiera, controlada por una familia de banqueros, y especializada en banca privada.

José Sánchez Molero, principar impulsor de la iniciativa, explica que el grupo de inversores que está detrás del proyecto ha llegado a un acuerdo con Banco Inversis (propiedad del grupo Banca March), para que Inversis Gestión se convierta en la entidad gestora y depositaria de la Sicav, y para que constituya una sociedad de difusión para facilitar el acceso a accionistas al capital. Además, Inversis pondrá 2,4 millones de euros del capital inicial para facilitar los trámites notariales, a la espera de que los centenares de inversores particulares desembolsen el dinero que se habían comprometido a aportar.

Molero fue quien, después de seguir de cerca los buenos resultados obtenidos por los traders no profesionales en la Incubadora de Gestores -un concurso surgido en la red social Unience para dar a conocer el talento amateur en el ámbito de la gestión de activos-, anunció públicamente, a través de su perfil de Twitter (@andresllorente) que contribuiría con 100.000 euros para crear un vehículo de inversión con el que convertir las finanzas-ficción en realidad.

Una vez que el proyecto empezó a cobrar forma, el respaldo por parte de particulares fue espectacular. En unos pocos meses, logró el compromiso de más de 600 personas para aportar un total de cinco millones de euros. Después llegó la parte más difícil: los papeleos. Tras escoger la fórmula de Sicav como la idónea para materializar el proyecto, comenzaron los contactos con bancos y gestoras para darle soporte legal.

Aunque finalmente será Inversis donde estará registrada Smart Social Sicav, será la agencia de valores Gestión de Patrimonios Mobiliarios (GPM) quien, por delegación, dará apoyo personal, legal y administrativo para facilitar la creación del vehículo de inversión. Inversis Gestión cobrará las comisiones de depositaría y custodia, mientras que la comisión de gestión quedará más repartida: el coste fijo, del 1,2% se lo repartirán entre Inversis Gestión (0,25%) y GPM (0,95%), y la comisión de éxito (que representará el 8% de los rendimientos del fondos, e irá a parar al gestor elegido, Antoni Fernández @BolsacomTrading).

El valor nominal de cada acción será de 6 euros, con un capital social inicial de 2,4 millones y máximo de 24 millones, por lo que la sicav nacerá con 400.000 acciones en posesión de sus inversores