El dispositivo es básicamente una bomba que permite distribuir la sangre a los tejidos y órganos
La tecnología ya puede reemplazar corazones humanos

La tecnología ya puede reemplazar corazones humanos

Un joven de 24 de edad se ha convertido en la primera persona en Michigan que vive fuera de un hospital con un corazón totalmente artificial. Y es que después de que le hayan retirado su corazón, le han implantado un dispositivo que especialistas del Centro Cardiovascular de la Universidad de Michigan habrían diseñado para bombear su sangre y dotarle con vida hasta que los médicos encuentren un nuevo corazón compatible y se lo puedan trasplantar.

De momento el joven que tenía graves problemas de corazón desde el 2007 cuando se desplomó sin previo aviso mientras que jugaba al baloncesto, fue trasladado al hospital donde finalmente se le diagnosticó displasia del ventrículo derecho, o lo que comúnmente se puede conocer como un caso de muerte súbita en deportistas.

En ese mismo momento consiguieron reanimarle gracias a un desfibrilador y consiguieron mantenerle un ritmo constante. Pero a finales de año su situación fue empeorando cada vez más y los cirujanos decidieron retirarle el corazón y le implantaron este dispositivo portátil que hace las veces de corazón mientras que consiguen un donante que puede dotarle de su nuevo órgano.

Según detallan los especialistas, el dispositivo portátil que mantiene a Stan Larkin vivo se conoce como el Corazón Temporal Totalmente Artificial de SynCardia. Consiste básicamente en una bomba mecánica que lleva sangre hasta los tejidos y los órganos de este joven.

El dispositivo pesa aproximadamente 6 kilogramos y puede llevarlo dentro de una especie de mochila adaptada para tal fin. Gracias a este aparato puede llevar una vida bastante normal, ya que ha podido pasar las navidades en casa con su familia e incluso puede ir a pasear.

Este corazón artificial se trata de una solución temporal mientras que le llega la hora de recibir un corazón ya que todavía está en la lista de espera para que le puedan hacer un trasplante de órgano. Por lo tanto, se mantiene a la espera de que un órgano compatible con él llegue y pueda dejar de depender que la máquina que le ha dado la vida durante este tiempo.

Normas
Entra en El País para participar