Esta partida registró un incremento del 18% el año pasado

La banca prestó 26.000 millones para nuevas hipotecas en 2014

Una promoción de viviendas en Madrid.
Una promoción de viviendas en Madrid.

La Asociación Hipotecaria Española (AHE), en la que se agrupan todos los grandes bancos, calcula que el nuevo crédito para la compra de vivienda terminará el ejercicio 2014 en el entorno de los 26.000 millones de euros, lo que supondría un incremento del 18% respecto al ejercicio anterior, después de haberse situado durante los tres primeros trimestres del año por encima de los niveles de 2013.

“Esperamos que la tendencia ascendente observada en los últimos trimestre se consolide a lo largo de 2015, normalizando el acceso al crédito de los hogares”, apunta la AHE, que destaca que la mayoría de los indicadores del sector inmobiliario ha registrado “ciertos signos de reactivación, aunque todavía muy suaves”.

Por otra parte, la AHE estima que el saldo hipotecario cerrará 2014 con una caída de cerca del 8%, frente al 12% registrado el año anterior, lo que supondría la pérdida de 62.000 millones de euros de saldo.

A falta de conocer los datos de cierre de noviembre y diciembre, la AHE hace esta estimación en su informe de cierre de ejercicio 2014 y perspectivas para 2015, en el que señala que los datos de octubre sitúan el saldo del crédito hipotecario gestionado en 730.000 millones de euros.

Esta cifra supone un descenso interanual del 7,7% en relación con el descenso del 14,1% registrado un año antes, aproximadamente un 9,1% sin considerar el efectos de la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) de 2013.

El informe de la AHE indica que dentro del segmento de crédito hipotecario a los hogares para la adquisición de vivienda se ha observado cierta moderación de su ritmo de ajuste. 

De cara al inicio del nuevo ejercicio, la asociación espera que se mantenga la tendencia positiva y continúe el proceso de progresiva normalización de la actividad. No obstante, hace hincapié en que la evolución del nuevo crédito seguirá siendo “muy contenida” y estará sujeta al dinamismo con el que se comporte la economía española a lo largo del año.

La AHE entiende que es “fundamental” que en el terreno financiero se mantenga el clima de estabilidad predominante en 2014, “garantizando la liquidez del sistema y facilitando que el crédito pueda fluir y alcance a familias y empresas”.

Desde su punto de vista, también es importante que determinados instrumentos de refinanciación, como la titulación hipotecaria, vuelvan a ser aceptados en los mercados teniendo en cuenta los criterios de transparencia y sencillez del instrumento.

“De cumplirse estas premisas, en 2015 la nueva actividad crediticia hipotecaria se situará por encima de sus niveles en 2014, ayudando a estabilizar la contracción que la cartera hipotecaria ha sufrido en los últimos cuatro años”, ha precisado.

Además, ha avanzado que en términos de saldo “es probable que a lo largo del año se continúen observando tasas de variación interanuales negativas que, no obstante, serán progresivamente menores”.

La asociación también indica que en el crédito al primer acceso, “aunque se pudiera observar cierta flexibilización en los criterios de concesión de las entidades relacionados con las mejores expectativas económicas, una parte importante de la demanda todavía encontrará dificultades en el acceso al crédito hipotecario como consecuencia del impacto que la crisis haya podido tener en sus niveles de solvencia”.

En este sentido, resalta que los mejores datos de reactivación se encuentran en el mercado de reposición de primera vivienda, especialmente en aquellas familias menos castigadas por la crisis y cuya capacidad de ahorro en los últimos años les coloque en una situación muy favorable para acceder a un mercado que está ofreciendo “buenas oportunidades de precios”.