Analiza compras de empresas dermatológicas en EEUU

Almirall doblará su cifra de negocios en cinco años

Centro de I+D de Almirall
Centro de I+D de Almirall

Almirall prevé doblar la cifra de negocios en aproximadamente cinco años, según ha informado la compañía hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, la firma ha aclarado las declaraciones recientes de su presidente, Jorge Gallardo, y ha subrayado que la nueva dirección estratégica de la compañía apunta a dirigir sus actividades hacia áreas de médicos especialistas con particular énfasis en dermatología.

“La combinación de los trabajos de nuestra propia I+D, de consecución de licencias de productos externos y de adquisiciones a nivel global nos lleva a ser optimistas y a marcarnos un reto a nivel del equipo de la compañía que apunta a doblar la cifra de negocios en aproximadamente cinco años”, ha subrayado la compañía, que ha precisado que esta ambicion no pretende suponer una directriz financiera a nivel de inversores.

En una entrevista a Efe, el presidente de esta compañía familiar, Jorge Gallardo, ha explicado que Almirall ultima su plan estratégico para el próximo lustro y que uno de los hitos que se marca es “llegar a los 1.500 millones” de euros en ingresos, un reto que admite que es “difícil y muy ambicioso”, dado que la farmacéutica cerró 2013 con unos ingresos totales de 825,5 millones.

No obstante, Gallardo ha comentado que ese objetivo “sería factible” si Almirall “pudiera aprovechar una oportunidad de inversión relativamente fuerte” y crecer de forma inorgánica, es decir, comprando alguna compañía. A corto plazo, afirma que analizará adquisiciones de compañías dermatológicas, “preferentemente en EEUU”.

Almirall, una de las principales farmacéuticas españolas, cerró el año pasado un acuerdo con la británica AstraZeneca para transferirle los derechos de su negocio respiratorio, una operación que ha hecho que la empresa esté ahora “en disposición de comprar”, aunque sin precipitarse, ha asegurado Gallardo.

La farmacéutica controlada por los hermanos Jorge y Antonio Gallardo está interesada en comprar una compañía dermatológica en EEUU, como ya sucedió a finales de 2013 cuando Almirall se hizo con la estadounidense Aqua Pharmaceuticals por 327,6 millones de dólares (237,8 millones de euros).

“Para mí, Aqua es una muy buena base. Si tuviéramos una oportunidad de adquisición en EEUU, desde luego la aprovecharíamos, y las estamos buscando, pero no descarto tampoco adquirir una compañía europea”, ha asegurado Gallardo.

El presidente de Almirall ambiciona comprar una compañía “más grande que Aqua” con el capital del que dispone y usando también en parte “endeudamiento”, y ha aclarado que un endeudamiento “prudente” para la farmacéutica se situaría en 3,5 veces el ebitda o beneficio bruto de explotación.

Aunque Almirall también contempla crecer en otras áreas terapéuticas, su intención en esta nueva etapa es ser un referente en dermatología, un área en la que ocupa el séptimo lugar en EEUU, el quinto en Europa y el primero en Alemania.

En cuanto al acuerdo con AstraZeneca, Gallardo ha precisado que el grueso del primer pago ya se ha cobrado, por lo que constará en las cuentas de 2014 de la farmacéutica, cuyo beneficio puede dispararse.

El acuerdo con AstraZeneca comportaba un pago de entrada de 875 millones de dólares y otros pagos futuros, vinculados a hitos de desarrollo, lanzamientos de nuevos productos y ventas, que pueden alcanzar otros 1.220 millones de dólares adicionales.

Gallardo ha admitido que los extraordinarios producto de ese acuerdo que figurarán en las cuentas de 2014 serán “muy positivos”.

En cuanto al futuro de Almirall, ha afirmado que tanto el área dermatológica como productos como Constella, para tratar el síndrome del intestino irritable, o Sativex, para la esclerosis múltiple, serán los “motores de crecimiento” de la compañía en los próximos años, en los que la farmacéutica también quiere potenciar otras áreas terapéuticas al margen de la dermatológica.

De momento, España sigue siendo la principal filial para Almirall, aunque en función de la evolución de la compañía “EEUU y Alemania podrían llegar a sobrepasar a España”.

Preguntado por si Almirall pagará un dividendo extraordinario por los resultados de 2014, ha comentado que ello se decidirá en el consejo de administración previsto para febrero.

Por otra parte, Gallardo ha explicado que Almirall no tiene previsto construir nuevas plantas de producción, si bien suele invertir cada año “entre 40 y 70 millones de euros” en mejorar sus plantas y laboratorios, así como en adquirir material de I+D.

Almirall perdió en 2013 un total de 33,7 millones de euros por los costes derivados del ajuste de plantilla que hizo, pero en 2014 volverá a beneficios, dado que hasta septiembre ya acumulaba unas ganancias de 42,9 millones de euros y aún falta por computar los ingresos extraordinarios producto de la operación con AstraZeneca.