La cifra superará los 29 millones de usuarios

Renfe afronta fuertes retos tras cerrar el año con récord de viajeros en el AVE

Viajeros del AVE en la estación de Sants, en Barcelona.
Viajeros del AVE en la estación de Sants, en Barcelona.

El número de usuarios del AVE y demás servicios de larga distancia de Renfe sigue en progresión. La cifra de cierre de 2014 marcará un récord superior a los 29 millones de pasajeros, desde los 25,6 millones del año anterior, según datos que va avanzando Fomento.

La bajada de tarifas de 2013 y la congelación de las mismas en 2014 ha resultado clave para que la empresa pública haya conseguido dos años consecutivos de crecimiento en estos servicios comerciales. Antes de estas medidas, el AVE y la larga distancia de Renfe arrojaron 22,3 millones de viajeros transportados en 2012.

La decisión de Fomento para este año es mantener precios en la alta velocidad, pero Renfe no deja de protagonizar agresivas iniciativas comerciales como respuesta, principalmente, a la estrategia de las aerolíneas. El operador ferroviario se descolgó la semana pasada con la oferta de 750.000 billetes de larga distancia y AVE con rebajas de hasta el 70% para viajar en enero (los billetes se pueden adquirir hasta el día 18).

La ministra Ana Pastor ha declarado en numerosas ocasiones el objetivo del Gobierno de popularizar el AVE tras multimillonarias inversiones en el despliegue de la red ferroviaria. Los cálculos oficiales hablan de 47.000 millones en obras desde que arrancó la construcción de la alta velocidad entre Madrid y Sevilla. De esa cifra, el AVE entre la capital y Barcelona representa la parte más gruesa de la inversión, con 11.000 millones.

Del esperado récord de 29 millones de pasajeros en 2014, un total de 24,4 millones ya habían comprado billetes del AVE al cierre de octubre, lo que implicaba un avance del 14,6% respecto a octubre de 2013 e igualar el número de viajeros de todo ese año, informa Europa Press.

Se da la circunstancia de que el mes de diciembre presenta una mayor demanda de movilidad por los puentes festivos de la Constitución y la Navidad. De hecho, el pasado mes de julio, otro de los de mayor movimiento de viajeros del año, este servicio ferroviario logró un máximo mensual de 2,76 millones de usuarios.

Un objetivo de 50 millones de viajeros

El AVE tendrá en 2015 hasta 1.000 nuevos kilómetros en líneas para conectar diez nuevas ciudades: Zamora, León, Palencia, Burgos, Murcia, Granada, Cádiz, Vigo y Pontevedra, además de la extremeña Plasencia, que verá la entrada en operación de un enlace con Burgos. Esto podría suponer un cierre de legislatura con 4.000 kilómetros de vía de alta velocidad en España, toda una potencia mundial en este tipo de transporte.

El Ministerio de Fomento se ha fijado el reto de alcanzar una base de 45 a 50 millones de viajeros anuales en AVE. Se trata de rentabilizar económicamente una infraestructura que roza los citados 47.000 millones de inversión y para la que restan más de 4.000 millones en obras para completar las líneas actualmente en ejecución. De hecho, esas líneas acumulan 14.000 millones invertidos hasta el momento, ante lo que el Gobierno ha decidido seguir apostando por su finalización.

Pese al esfuerzo del Estado, dos de las líneas que han requerido mayor atención presupuestaria, la que va de Madrid a Galicia y la que entra en el País Vasco, podrían no estar rematadas cuando culmine la legislatura.

Pese a que el citado objetivo de 50 millones se ve ahora como una meta notable, la futura clientela del AVE aún estará a años luz de los 160 millones de usuarios que cada año se suben a un tren de alta velocidad en Alemania o los 120 millones que lo hacen en Francia.