La preferida por las firmas de lujo

Serrano, la nueva 5ª Avenida, de Madrid

Un local de 240 metros cuadrados cuesta cuatro millones de euros

Mango abrirá en septiembre una macrotienda de 2.500 metros cuadrados

Fachada de la boutique de Louis Vuitton en la calle Serrano de Madrid.
Fachada de la boutique de Louis Vuitton en la calle Serrano de Madrid.

Casi diez metros de aceras para una de las calles más chic de Madrid. La calle Serrano, trazada en la segunda mitad del siglo XIX e impulsada por el inversor malagueño José de Salamanca y Mayol, marqués de Salamanca, se está convirtiendo en una de las avenidas más cosmopolitas y objeto de deseo para las firmas de lujo. En poco tiempo ha ido desplazando a la hasta ahora cotizada calle de Ortega y Gasset, considerada la milla de oro de la capital. Es la nueva Quinta Avenida de Madrid. En este momento no hay otra calle como esta en la ciudad. Lo afirman los hermanos Pau y Ricard López, propietarios de la tienda de equipaje de lujo Pilma Travel, que el pasado mes de septiembre se instalaron en el número cuatro, en un local de 240 metros cuadrados que les costó cuatro millones de euros (obras aparte), y donde venden marcas como la alemana Rimowa, Brics, FPM o Porsche Design. “Nos pateamos la ciudad y detectamos que el concepto de Ortega y Gasset se estaba moviendo a Serrano. No era un abandono pero sí notamos que hay cierta inquietud por trasladarse a esta calle”, señalan los empresarios catalanes.

Mango, 2.500 metros cuadrados

Será una de las aperturas más esperadas de 2015 en la emblemática calle. En el número 60 se instalará, por primera vez, Mango, que tiene previsto abrir en septiembre de este año una macrotienda, que acogerá a todas las firmas del grupo textil catalán. El local tiene 8.100 metros cuadrados, pero solo se destinarán a espacio comercial 2.500.

En la acera de los impares abrió esta primavera la mayor tienda de Zara en España, un edificio de 5.000 metros cuadrados (2.415 destinados a tienda), repartidos en cinco plantas. Es la calle de la moda pero también lo será de la gastronomía.

El próximo lunes, El Corte Inglés inaugura, en el edificio de esta calle con Ayala, un espacio gastronómico, con la cocina canalla de StreetXo, liderada por David Muñoz; la antojería mexicana Cascabel (Punto MX) y la heladería Rocambolesc (El Celler de Can Roca).

Esta mudanza, por ejemplo, la hizo en diciembre la maison Louis Vuitton, instalada en Ortega y Gasset desde 1988, a un espectacular local de 400 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. Otra de las últimas firmas de moda en llegar a la zona it ha sido Liu Jo, que ha abierto en el número 12 la segunda flagship store más grande del mundo, con 340 metros cuadrados.

Lo cierto es que, salvo dos o tres locales disponibles, las aceras de Serrano están repletas de boutiques, como Gucci, Prada, Loewe, Ermenegildo Zegna, Yves Saint Laurent, Carolina Herrera o Salvatore Ferragamo, joyerías de elevada factura, como Suárez, Carrera y Carrera, Chopard, Wempe o Cartier, que conviven todavía con pequeños y tradicionales establecimientos familiares de siglos pasados, como la barbería Benitez’s, que data de 1896, la bombonería Santa, la centenaria tienda de guantes Varadé o la de ropa de hogar Matarranz, que este año cumple su primeros cien años.

En esta calle también ha abierto una de las marcas de ropa española que mayor éxito de los últimos años, como El Ganso. Además de rentabilidad se persigue visibilidad. Y Serrano parece ser el mejor escaparate.