Las empresas españolas facturan 5.500 millones en el país

Marruecos abre la puerta a las firmas españolas

Mollison & Associates asesora a empresas españolas para entrar en el mercado marroquí

Está centrada principalmente en el negocio agroalimentario

Los productos procedentes del ganado vacuno son los más solicitados en Marruecos.
Los productos procedentes del ganado vacuno son los más solicitados en Marruecos.

Menos de 15 kilómetros separan a España de Marruecos, aunque a la hora de hacer negocios, las empresas españolas se sienten mucho más lejos. Es lo que ha apreciado la consultora española Mollison & Associates, que desde 2013 asesora a estas compañías para establecerse en el país magrebí.

España ha superado en los últimos años a Francia como el principal exportador a Marruecos. Las empresas españolas facturan en el país 5.500 millones de euros, pero Carlos Sánchez, socio de la consultora Mollison & Associates, considera que hay “potencial de crecimiento”. El que fuera director de mercancías de Renfe afirma que lo principal es “perder los prejuicios” para hacer negocios en el país magrebí.

Según la consultora, Marruecos cuenta con crecimientos anuales del PIB del 5% desde hace siete años, lo que ha dado pie al crecimiento de la clase media. Los productos de gran consumo, las carnes y la leche son los más demandados por los marroquíes, según Sánchez, aunque advierte que la evolución de la economía permite nuevas oportunidades a cualquier sector. Además, ensalza que se trate de un país “estable”, lo que ofrece seguridad en los negocios.

Mollison & Associates nació hace cuatro años, especialmente enfocada al mercado británico aunque “por casualidad”, acabaron especializándose en el marroquí. Fue fundada por Carlos Sánchez e Íñigo Silvela, por iniciativa personal del segundo, que se muestra muy motivado con la labor que hacen. Considera que la exportación es fundamental para el crecimiento de la economía y que Marruecos es más interesante que otros mercados más lejanos.

El trabajo de la consultora se enfoca especialmente a las pymes, que suman buena parte de las empresas españolas y prácticamente la totalidad del sector agroalimentario en España. “Muchas no saben vender en el exterior”, explica Sánchez. “Por pequeñas que sean, si su producto es bueno, Marruecos les está esperando”. Es ahí donde entran él y su equipo. La principal labor que están realizando es lo que llaman “trajes a medida”. Es decir, ayudan a la empresa a entrar en el país, el papeleo, la contratación y el contacto con proveedores y clientes. “Llegan sin estructura y nosotros la creamos”, explica Sánchez. Es lo que ya han hecho una gran marca de cosméticos y una cárnica, de las que no pueden dar nombres por confidencialidad.

Otras empresas lo que hacen es pedir que se les ponga en contacto con socios locales para aportar su know-how mientras que reciben el conocimiento del mercado. Sánchez opina que las empresas españolas son bien vistas en Marruecos como “cercanas y confiables”, a pesar de los cambios culturales que puedan existir.

Marruecos es, además, una de las principales potencias en la región. La consultora defiende que es la mejor entrada al creciente mercado del mundo árabe y del África subsahariana. Además, Sánchez ensalza las buenas relaciones que tiene el país magrebí con Estados Unidos, lo que permitiría a las empresas españolas producir en Marruecos y exportar sin necesidad de abono de aranceles.

En los menos de dos años que llevan operando en Marruecos, Mollison & Associates ya ha trabajado con seis clientes (dos en 2013 y cuatro en 2014). Este año ha comenzado con cuatro clientes en cartera, pero esperan que aumente su actividad, gracias al creciente interés de las empresas españolas. “Se está perdiendo el miedo a comerciar con Marruecos”, explica Sánchez.

Los principales sectores, además de la carne y la leche, son, para la consultora, el transporte de mercancías, la logística o el tratamiento de aguas. Además, observa que hay cada vez más interés por la energía renovable, aunque es un sector en el que todavía no han trabajado mucho.

La gran distribución también supone una oportunidad para las compañías españolas, según Sánchez. Las cifras con las que cuenta la consultora afirman que el número de supermercados ha aumentado un 166% en pocos años. Además, el socio de la consultora señala que el crecimiento de los centros comerciales y de tiendas de lujo son cuestiones a tener en cuenta para el futuro.

Uno de los proyectos más grandes en los que está trabajando Mollison & Associates es la construcción de una granja de 100 hectáreas en Marruecos. Una empresa local ha sido la impulsora y ha solicitado que sean empresas españolas del sector las que le ayuden a ponerla en marcha. Contará con 1.500 cabezas de ganado vacuno. Y es que las próximas empresas marroquíes también acuden a la consultora tanto como para contactar con empresas españolas como para importar a España sus productos.

Por ahora son 10 trabajadores, la mayoría en la oficina comercial que tiene la consultora en Casablanca. Son cautos, no quieren crecer demasiado aunque las peticiones aumenten. “No queremos perder la personalización de nuestro trabajo”, defiende.